Don Amadeo preside la fiesta de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Castillo de Locubín Destacado

El pasado 10 de Septiembre, nuestro Obispo Don Amadeo Rodríguez Magro, presidía solemnemente la fiesta en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno de Castillo de Locubín. Para todos los castilleros, fue un día lleno de alegría y de gozo, ya que además de celebrar la gran devoción por el Nazareno, tuvimos la oportunidad de acoger entre nosotros a Don Amadeo, que visitaba nuestra parroquia y nuestro pueblo por primera vez.


Lo primero que hacía el Obispo al llegar al pueblo fue visitar la ermita de Jesús y rezar ante nuestra venerada imagen, acompañado por nuestro párroco, D. Antonio José Morillo y algunos miembros de la junta directiva. Desde su llegada a la localidad, Don Amadeo nos mostró su cercanía y cariño. Poco después, era recibido en nuestra Parroquia por los consejos pastorales y autoridades civiles, que tuvieron unas sencillas palabras de acogida para nuestro Prelado.

La comunidad parroquial de San Pedro Apóstol esperaba ilusionada la visita del Monseñor Rodríguez Magro, quien antes de la Eucaristía nos saludaba a todos, a la misma vez que nos invitaba a rezar juntos. A lo largo de la celebración Eucarística, Don Amadeo nos animaba a acercarnos a la cruz de Cristo, y por supuesto, bajo su mirada amorosa, nos invitaba a quererlo y vivir cerca de Él. En su homilía, el Obispo nos pedí,a que con la ayuda de Nuestro Padre Jesús, nos esforzáramos por ayudarnos y valorarnos los unos a los otros, haciendo posible, que el amor a Dios y al prójimo fuera el motor de nuestra vida.

Al terminar la celebración, con una gran sonrisa, el Obispo de Jaén nos recordaba el gozo que debe suponer para nosotros el compartir la fe. En ese momento, casi al concluir la Santa Misa, una niña y a su abuela que se acercaron hasta el altar, a petición de Don Amadeo, que le dijo a la pequeña que le explicara a todos los niños del pueblo que en la Iglesia podemos compartir nuestra alegría, y podemos cantar y rezar juntos.

Damos gracias a Dios por esta primera visita del Obispo a nuestro pueblo, ese día, nuestro párroco le decía a Don Amadeo que Castillo es un pueblo religioso, que quiere a sus curas y por lo tanto a su Obispo, pedimos a Nuestro Padre Jesús, que lo bendiga y lo acompañe siempre. ¡Gracias D. Amadeo por estar entre nosotros!

El Consejo Pastoral de San Pedro Apóstol, Castillo de Locubín