El Consejo de Pastoral ya conoce, de manos del Obispo, el nuevo Plan Pastoral Destacado

El pasado sábado, 9 de septiembre, el Seminario diocesano de Jaén acogió la reunión del Consejo de Pastoral, donde se dio a conocer el borrador del nuevo Plan de Acción Pastoral de la Diócesis para los cursos 2017-2020.

El Obispo de Jaén, Monseñor Rodríguez Magro, acompañado en el estrado por el Vicario de Evangelización, D. Juan Ignacio Damas; el Vicario General, D. Francisco Juan Martínez Rojas y el Secretario del Consejo, D. José Manuel Ureña, ofreció una visión de conjunto sobre este nuevo Plan Pastoral, que emana del anterior, 'El sueño misionero de llegar a todos', así como de todas las aportaciones que los miembros de la Iglesia de Jaén: parroquias, sacerdotes, consagrados, laicos, grupos y movimientos de la Diócesis... realizadas en la Asamblea diocesana del pasado mes de junio.

Don Amadeo, después de una oración, saludó a todos los miembros del Consejo. Para, después, indicar el proceso que aún queda por delante para ser presentado oficialmente a todo el Pueblo de Dios. En sus palabras, el Obispo del Santo Reino, insistió en que la "Iglesia de Jaén debe ser participativa, corresponsable y de comunión".

El nuevo Plan de Acción Pastoral estará apoyado en cuatro pilares básicos, o mediaciones eclesiales, que se desarrollarán de una manera específica en cada uno de los años en los que esté vigente el nuevo Plan. "Comunión", "Evangelización", "Acción celebrativa", y "Caridad".

A continuación, los miembros del Consejo Pastoral, en una actitud muy participativa y dialogante, hicieron una valoración global del nuevo Plan Pastoral, para, posteriormente centrarse en cada una de las mediaciones eclesiales que se van a ir desarrollando durante el próximo cuatrienio.

Tras un breve receso, se formaron grupos en, los que de una manera más específica, se analizaron posibles nuevas aportaciones o matizaciones a las acciones concretas recogidas en borrador, y que fueron entregadas, al finalizar, al Vicario de Evangelización .

El Consejo concluyó, al filo de las dos de la tarde, con la oración del Ángelus y el agradecimiento del Prelado jiennense a todos los que habían participado en esta reunión, ya que el documento va a ser guía de la Iglesia diocesana de Jaén. Un Plan que aporta frescura, acción, participación... todo ello, con un único propósito: que todos conozcan y sean partícipes de la alegría del Evangelio de Cristo resucitado.