Campamentos Kairós San Ildefonso 2017: Laudato si' Destacado

Ya ha llegado el verano, y para los jóvenes del grupo Kairós de San Ildefonso lo ha hecho de una forma muy especial: con los campamentos de Arbuniel. Una oportunidad para estar con los amigos, conocer a otros y pasarlo bien al mismo tiempo que reflexionamos sobre cuestiones que afectan a nuestra vida cristiana en continuo crecimiento.


El autobús donde viajamos no solo nos transportaba a nosotros y a nuestras maletas, sino que también estaba cargado de nuestra ilusión por compartir un fin de semana maravilloso con el grupo del que formamos parte.

Ya al llegar, nos recibieron de la mejor forma posible aquellas personas que, generosamente, compartieron su tiempo para prepararlo todo y hacer lo más cómoda posible nuestra estancia allí. Y tras presentarnos y conocernos un poquito mejor gracias a un intercambio de chanclas, fuimos a la piscina, donde nuestros acompañantes habían preparado unos cuantos juegos que nos obligaron a pasar un buen rato, divirtiéndonos y refrescándonos al mismo tiempo.

Tras este rato de diversión, tuvimos otro rato en el que reflexionamos sobre cuestiones tan importantes como el saber que somos una comunidad y que es esencial reconocernos como parte de esta; así como nuestro papel dentro de la Iglesia: qué ofrecemos nosotros y qué recibimos de ella. Del mismo modo, llegamos a la conclusión de que para ser misionero no hace falta irse al otro lado del planeta, pues podemos ejercer como tal en nuestra ciudad, cuando vemos a alguien que nos necesita en nuestro propio entorno.

Para acabar aquel día, tras comernos unas ricas hamburguesas, participamos en una gymkhana en la que no faltaron explosiones, cucharas, agua, cuerdas y diversión por todo lo alto. Todo para darnos cuenta de que somos como gansos, y viendo de una forma práctica que, como ellos, formamos parte de una misma comunidad en la que cada uno tiene una función, y necesita la ayuda de otros para no desviarse del recorrido común. Por último, nos acostamos pensando en lo que nos depararía el día siguiente.

Otro de los objetivos a cumplir era tener un encuentro con la naturaleza. "Laudato sí" era el lema del campamento, pues esto tiene relación con la encíclica redactada por el papa Francisco, titulada así, en la que pone de manifiesto el hecho de que, como cristianos, debemos cuidar nuestra casa común, un regalo que Dios nos ha hecho. Y ese contacto tuvo lugar en una excursión donde rezamos el rosario y fuimos capaces de ver en la naturaleza la maravillosa creación de Dios. Al regresar pudimos refrescarnos en la piscina, para después comer unos macarrones deliciosos y continuar con la diversión. Jugar a las cartas, bañarse en la piscina, bailar, hablar con los amigos, hacer amistades... todo ello servía para disfrutar de aquel momento. Después pudimos presenciar un espectáculo de magia fantástico, en el que todos participamos de lleno y quedamos flipando ante las ilusiones que se nos mostraban.

Por desgracia, yo no pude quedarme más tiempo en el campamento, y por ende, disfrutar del resto de las actividades programadas. Aún así, todo el tiempo que pasé lo disfruté totalmente. Fue una oportunidad para desconectar, para reflexionar, para hacer amigos. Algo que no cambiaría para nada. Y todo ello fue posible gracias a los acompañantes que siempre están ahí, dando su tiempo y paciencia para estar con nosotros y conseguir que disfrutemos de cada minuto; pero también gracias a todos aquellos que, como dije antes, lo prepararon todo para ofrecernos su acogida y cariño. Gracias a todas estas personas, nuestros veranos han empezado de la mejor forma posible, y sin ellas, nada de esto habría sido posible.

¡Feliz verano a todos!

Rafa Ortega
Grupo Kairós San Ildefonso

Últimas noticias

Warning: imagejpeg(): gd-jpeg: JPEG library reports unrecoverable error: in /usr/home/odisur.es/web/modules/mod_news_pro_gk4/gk_classes/gk.thumbs.php on line 402

Panel de Noticias

Noticias relacionadas