El Obispo visita el Centro Josefa Segovia y a las personas mayores de la Institución Teresiana

El Obispo de la Diócesis, Don Amadeo visitó en la mañana del día 5 de julio el “Centro Josefa Segovia”, donde viven un grupo de personas mayores de la Institución Teresiana.
El Centro iniciaba sus actividades el 1 de agosto de 2015, después de unas obras de adaptación del edificio. Este Centro comparte el espacio con la Sede de la Institución Teresiana en Jaén y con las oficinas de la ONG Intered de la Institución.


La directora del mismo, Mª Ángeles López, hizo una exposición a modo de síntesis de los planteamientos y objetivos que la Institución Teresiana tiene para estos espacios; destacó que la Institución apostódurante este sexenio por la incidencia evangelizadora y por el fortalecimiento de los vínculos de hermandad. “Creemos que esta casa es una respuesta al acuerdo de la última Asamblea General: «Vivir y generar la hermandad, signo profético del reino, que nos sostiene y nos impulsa a la Misión». Queremos poner nuestra frágil riqueza al servicio del proyecto de Dios sobre esta realidad; queremos Ser Comunidad Profética”.

Y continuaba: “hay muchos signos de vida entre nosotras, tenemos muchas cosas buenas que compartir y entregar, Dios va haciendo cosas grandes en medio de esta comunidad. Percibimos nuestra rica fragilidad como una invitación al agradecimiento, a la generosidad, al desasimiento y a seguir entregando nuestra vida, por un mundo más justo y más humano al estilo de Jesús...”.

La directora insistió además en que “queremos hacer a través de nuestra mediación una apuesta decidida por el reconocimiento y la defensa de la dignidad y los derechos de todas las personas. Queremos ayudar a mantener vivas y operantes las motivaciones del Carisma en las personas de la Institución, hasta el final de la vida. Se ofrece a las personas que viven en esta casa asistencia en el plano físico, psicológico, social y espiritual”.

Don Amadeo después de la información, entabló con el personal un diálogo cercano, sencillo, cordial, como quien se siente en casa y en familia. Dado su conocimiento de San Pedro Poveda y Josefa Segovia, como afirmó el Obispo, evidenció su carácter pastoral, en este caso entre personas marcadas por el Carisma de la Institucional, en el que el amor y servicio a la Iglesia han sido señal de identidad en sus respectivas trayectorias de vida. Por eso la despedida fue un hasta “otro encuentro” que él prometió, para seguir interesándose por cada persona.

Centro Josefa Segovia