El Obispo de Gaudix pregona el Corpus de Baeza

El claustro de la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza acogió el acto de pregón de la solemnidad del Corpus Christi, que se celebra el próximo domingo, 18 de junio.

Este año, el pregonero ha sido el Obispo de Guadix, Monseñor Ginés García Beltrán.

En el acto estuvo acompañado por el Vicario General y Deán de la Catedral, D. Francisco Juan Martínez Rojas; sacerdotes del Arciprestazgo y de la ciudad de Baeza; autoridades; miembros de cofradías y hermandades de la ciudad; miembros de la Junta Administrativa y demás colaboradores de esta Iglesia Catedral; y un importante número de fieles que quisieron acompañar al Obispo de Guadix en este acto de exaltación de la Eucaristía.

En su presentación, el Vicario General, quiso resaltar el fervor eucarístico que va ligado a la ciudad de Baeza. "Podemos afirmar que Baeza o es ciudad eucarística, o no será fiel a su mejor pasado. Baeza es inhiesta custodia que se alza en la Loma para que desde la lontananza se adivine ya la presencia de Cristo Eucaristía en esta noble y centenaria ciudad, Nido Real de Gavilanes". Para, a continuación, ofrecer a los asistentes el prolífico currículo del Obispo de Gaudix, desde sus primeros años en el Seminario, su nombramiento como Prelado de manos del Papa emérito, Benedicto XVI en el año 2010, a los cargos que ocupa en la actualidad, entre otros, el de Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, en la Conferencia Episcopal. Martínez Rojas, antes de darle la palabra, destacó del perfil del Obispo de la Diócesis accitana que "conjuga una buena formación teológica y canónica con un profundo y directo conocimiento de la realidad pastoral, que durante su ministerio ha tenido oportunidad de desarrollar, en la enorme complejidad que sabemos presenta nuestra sociedad para la evangelización".

Pregón

Don Ginés comenzó su pregón alabando el arraigo y el fervor de la fiesta del Corpus Christi en la monumental ciudad de Baeza, y el esmero con el que se prepara esta solemnidad por todos los baezanos.

Para continuar, subrayando la figura de San Juan de Ávila, tan vinculado a esta ciudad y que en sus sermones cantaba en alabanza a Cristo Eucaristía: «Sacramento de amor y unión, porque por amor es dado, amor representa y amor obra en nuestras entrañas... todo este negocio es amor (Sermón 51, 759)».

El Prelado de Guadix, con profundo amor eucarístico, expresó en su pregón: "No habría voces suficientes en la tierra, ni inteligencia preclara, ni corazón apasionado que pudiera cantar la grandeza del Misterio escondido en la Eucaristía. Sólo desde la humildad y la confianza se puede cantar tan sublime Misterio. Como Moisés en el monte del Señor, quiero descalzarme, porque piso tierra santa, para poder cantar sólo con la fe lo que por la fe he recibido. Quisiera poner en este Pregón todo el amor que humanamente es posible para que también vuestro corazón se estremezca ante la potencia y la dulzura unidas en presencia tan singular".

En su pregón cargado de misticismo, Monseñor García Beltrán recordó su niñez y con ella su ferviente pasión por el "Pan del cielo", a la vez que rogó al Señor para que desde las familias, desde las Parroquias se transmita a los niños que Cristo mismo está presente en la Eucaristía, y lo expresó con estas palabras: "Cómo tengo que agradecerte que desde niño me enseñaron que en la Eucaristía estás Tú presente. Señor, toca el corazón de los padres, de las familias, para que transmitan a sus hijos esta verdad tan hermosa; que nuestros niños aprendan que en la Eucaristía estás Tú; que los catequistas sepan anunciar esta buena noticia de tu presencia, que te muestren íntegro, sin recortes, a Ti verdadero Dios y verdadero hombre escondido en las especies eucarísticas del pan y del vino".

Del mismo modo, en el anuncio de la solemnidad del Día del Señor, quiso resaltar la importancia de la comunidad en la vida del cristiano, "Sin Eucaristía no hay Iglesia pues es ella la que hace la Iglesia. La Iglesia vive de la Eucaristía, se funda en la Eucaristía, en ella tiene su meta y su culmen, todo tiende en la Iglesia a la Eucaristía. Es el alimento del pueblo peregrino en la historia, la fuerza que tenemos los débiles para el combate de la vida. Es la fuente de donde brota la vida nueva que hemos recibido en el bautismo". Una Iglesia que se debe transformar por esa comunión con Cristo en actitud de servicio hacia los demás: "El Misterio que celebramos y adoramos en la Eucaristía está también en el hospital y en la cárcel, en las mujeres maltratadas y en aquellos esclavos a cualquiera de las adicciones; está en los que dejaron su casa y su tierra buscando otra mejor y en los que huyeron a causa del odio o la venganza, en los marginados y en los pobres, en los que viven sólo y en los que no tienen el amor de nadie; allí donde hay un hermano necesitado y una persona que en nombre de Cristo los ayuda, está el Misterio eucarístico".

Al concluir sus palabras, el Obispo de Guadix recibió una gran ovación de los asistentes al pregón. La Junta administrativa de la Catedral y el Cuerpo de Horquilleros del Santísimo regalaron a Don Ginés un detalle por compartir en Baeza esa preciosa alabanza al Santísimo Sacramento.

El acto concluyó con un concierto de música religiosa a cargo de la Coral Juglares.

Texto íntegro del pregón:
https://drive.google.com/open?id=0B0O-n3CnZYGzQXJzMlNsTU9qOUU

Panel de Noticias

Noticias relacionadas