Convivencia Vocacional de Pre-Pascua Destacado

Durante los primeros días de esta Semana Santa, un grupo de quince chavales convivieron con los seminaristas dentro del marco habitual de las convivencias que se organizan desde el Manuel Aranda.
El lunes santo arrancó con una explicación de las jornadas y actividades que se irían desarrollando, así como una catequesis inicial sobre lo que la Semana Santa suponía, con especial tema a la celebración del Jueves Santo donde se instituyó el sacramento del sacerdocio. Tras ello se hizo un rato de deporte para, por la tarde, visitar el Hogar de Santa Clara y comprobar en primera persona la necesidad que hay de servicio a la sociedad, especialmente ante los más desfavorecidos.


El martes, tanto chavales como seminaristas asistieron a la celebración de la Misa Crismal por la mañana y, por la tarde, se hizo una nueva salida a la ciudad para ver procesiones tras una increíble Gimkana por el seminario.

El miércoles fue algo más especial ya que, temprano, partimos hacia Valdepeñas para, desde allí, caminar en peregrinación y rezando el Vía Crucis hasta el Santuario de Chircales. La hermana mayor de la cofradía nos explicó la tradición del cuadro que preside la ermita y, posteriormente, celebramos allí la Sagrada Eucaristía. Tras el almuerzo volvimos sobre nuestros pasos y, ya en Valdepeñas de nuevo, conocimos la historia del molino del pueblo y paseamos por la zona conocida como “las chorreras”.

Muy contentos tras esta última actividad todos los muchachos regresaron a sus domicilios deseando que llegue la siguiente, prevista para finales de junio.

Seminario diocesano