Los sacerdotes de la diócesis celebran a su patrón San Juan de Ávila Destacado

La diócesis de Jaén ha celebrado al patrón de los sacerdotes, San Juan de Ávila, en una jornada de convivencia que ha tenido lugar en la ciudad de Úbeda. Al celebrarse el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, el lugar elegido para esta celebración fue la parroquia que tiene como titular a esta santa mística castellana.

La jornada, organizada por la delegación episcopal del Clero, comenzó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, y concelebrada por el obispo emérito de Cádiz y Ceuta, D. Antonio Ceballos Atienza, y por el arzobispo de Kiev, Petro Plchak, que se encontraba en la diócesis participando en el quinto centenario de la santa capilla de San Andrés de Jaén.

Tras la homilía de Monseñor del Hoyo, el arzobispo de Kiev se dirigió a los sacerdotes concelebrantes y comentó la realidad de la Iglesia de su país a la luz de algunos pasajes de la Sagrada Escritura. Sus palabras fueron traducidas simultáneamente por un sacerdote español que desarrolla en Ucrania su labor pastoral. Tras esta intervención, todos los sacerdotes recitaron una oración de consagración al Sagrado Corazón de María de la Iglesia ucraniana, en un bello gesto de comunión fraterna en la misma fe. Al finalizar la Santa Misa se recito la oración conmemorativa del jubileo de Santa Teresa de Jesús, cuya imagen presidía el presbiterio de la parroquia.

Tras la celebración de la Santa Misa, los sacerdotes se desplazaron desde la parroquia de Santa Teresa hasta la Casa de la Iglesia de Úbeda, un edificio de reciente construcción que acoge diversas actividades de las parroquias de esta ciudad, junto con la sede y el comedor del Cáritas Interparroquial.

En el salón de actos de la Casa de la Iglesia, los sacerdotes escucharon la conferencia del profesor del Seminario de Jaén, D. Francisco Javier Díaz Lorite, que trató sobre «San Juan de Ávila: Maestro de Santa Teresa en la sombra».

El delegado del clero, D. Juan Arévalo Martínez, tras agradecer al ponente su conferencia invitó a los hermanos sacerdotes que cumplían sus bodas de plata, oro y diamante a que recogieran un pequeño regalo conmemorativo de esta celebración.

En nombre de los sacerdotes que cumplían sus bodas de oro, tomó la palabra el franciscano D. José María Juez Ahedo, que agradeció la invitación e hizo una pequeña semblanza de su vida sacerdotal y comentó la necesaria colaboración de la vida religiosa con el presbiterio diocesano. Este padre franciscano es natural de Burgos, la diócesis natal del Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, que también celebra en este año sus bodas de oro sacerdotales. Tanto D. Ramón como el P. José María celebraron días después un homenaje por sus bodas de oro sacerdotales con el clero de la diócesis de Burgos.

En nombre de los sacerdotes que cumplían 25 años de sacerdocio habló el párroco de San Bartolomé de Andújar, D. Juan Francisco Ortiz González, quien describió este periodo de tiempo como un servicio apasionado y lleno de ilusión a la Iglesia a través de la ordenación sacerdotal. Junto a D. Juan Francisco también celebró sus bodas de plata el sacerdote D. Pedro Ruiz Calvente.

Los sacerdotes que cumplen 50 años de ordenación presbiteral son el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, D. Antonio Cobo Pulido, D. Francisco Ponce Gallén, D. Manuel Ruiz Carrero, D. Pascual Armenteros García, D. José María Juez Ahedo, OFM, D. Simón Junquera Martín (Opus Dei) y D. Francisco Adán Morales, OSST.

Las bodas de diamante las celebran los sacerdotes D. Manuel Peralta de la Casa y D. León Suarez Palomares.

Esta jornada de convivencia del clero diocesano para festejar a su patrón, San Juan de Ávila, concluyó con la comida fraternal.

Panel de Noticias