Noticias de la Diócesis de Jaén Oficina de Información de los Obispos del Sur de España http://odisur.es Mon, 22 Apr 2019 18:53:38 +0000 Joomla! 1.5 - Open Source Content Management es-es El Obispo lava los pies de los presos en el día del amor fraterno http://odisur.es/noticias/jaen/item/49891-el-obispo-lava-los-pies-de-los-presos-en-el-día-del-amor-fraterno.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49891-el-obispo-lava-los-pies-de-los-presos-en-el-día-del-amor-fraterno.html El Obispo lava los pies de los presos en el día del amor fraterno

Dice el refranero popular que "hay tres jueves en el año que relucen más que el sol". Y a pesar de la lluvia, la luz de la Eucaristía ha relucido, esta mañana, en la prisión provincial.

En el día del amor fraterno, el Obispo, Don Amadeo ha acudido a su cita con las personas privadas de libertad para compartir con ellos la Cena del Señor, en este Jueves Santo.

Una Eucaristía preparada con esmero y con mimo por el Delegado de la Pastoral Penitenciaria, con la colaboración de los capellanes y de los voluntarios.
A su llegada, el Prelado ha saludado a los internos que lo esperaban en la Capilla de la Prisión. Algunos de ellos, llegados después de Navidad, no conocían personalmente a Don Amadeo, y éste se han presentado a todos ellos. Después de revestirse ha dado comienzo la celebración eucarística. Las lecturas han estado participadas por los propios internos.


Homilía

Don Amadeo ha comenzado su predicación mostrando su gratitud de poder compartir, en el día de la institución de la Eucaristía, esta celebración con los internos. Sobre el significado profundo de la Eucaristía para la vida del cristiano, el Obispo ha expresado: "Estamos tocando el corazón mismo de nuestra fe", para continua diciendo, "La Misa ha existido siempre como la gran experiencia, como la experiencia imprescindible de un cristiano. La Misa es una necesidad. Y lo que tenemos que recuperar nosotros, en nuestra experiencia cristiana, es vivir de la Eucaristía". En este sentido, el Prelado ha querido insistir en que "La Eucaristía es un acto de amor de Dios realizado por Jesucristo". En las palabras dirigidas a los internos, Monseñor Rodríguez Magro les ha explicado que Cristo es el camino hacia la felicidad: "En Cristo recuperamos la alegría, la paz, la felicidad y también recuperamos la libertad interior".

Para concluir, Don Amadeo ha señalado que "la Eucaristía es un acto de amor, y que quien vive de la Eucaristía tiene que amar a sus hermanos, a los más pobres, a los más débiles, a los más humildes y sencillos y ser servidor de los hermanos". Se ha dirigido, especialmente a los internos para pedirles, que no haya rivalidades y que la actitud de servicio reine entre ellos, "Seréis siempre más felices si creáis un clima de fraternidad, de ayuda los unos con los otros".

Lavatorio de los pies
Al finalizar la homilía, el Obispo se ha desprendido de la casulla, para ceñirse una toalla, arrodillarse y lavar los pies a los internos. Tres han sido los presos, que en representación del resto, han participado en esta rememoración del lavatorio de los pies de Jesús a los apóstoles, en la Última Cena. Mientras, de forma amorosa, vertía el agua sobre los pies desnudos de los internos, el Obispo se ha interesado por su nombre, el lugar de procedencia y cómo se encontraban. Un gesto de servicio y entrega, al pueblo que pastorea como Obispo, y que esta tarde repetirá en los Santos Oficios en la Catedral.

El momento del Padrenuestro ha sido especialmente emotivo. Con la luz apagada, los internos, lo voluntarios, el Obispo y los sacerdotes concelebrantes, han entrelazado los brazos para rezar la oración que el mismo Cristo nos enseñó. El recogimiento se ha hecho presente, también, durante la Comunión.

Antes de concluir la celebración, Don Amadeo ha pedido a los presentes que vivan estos días con intensidad, ya que en este Triduo Pascual se celebran los misterios más importantes de la vida de los cristianos. A la vez, que ha recordado la Exhortación apostólica "Gaudete et Exultate" del Papa Francisco, y esos santos de la puerta de al lado a los que el Santo Padre hace referencia. Don Amadeo los ha retado para que santifiquen su vida dentro de la prisión. Ya que, en ese retiro obligado, pueden encontrar en la ayuda, en el compañerismo, en la escucha... una manera de alcanzar esa santidad.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Thu, 18 Apr 2019 12:15:15 +0000
Mi padre y Pastor, mi maestro y amigo http://odisur.es/noticias/jaen/item/49869-mi-padre-y-pastor-mi-maestro-y-amigo.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49869-mi-padre-y-pastor-mi-maestro-y-amigo.html Mi padre y Pastor, mi maestro y amigo

Aún recuerdo muy bien mis primeros días tras ser nombrado obispo de Plasencia. Fue una experiencia humana, espiritual y pastoral en la que sentí con mucha intensidad que tendría que empezar una nueva vida y un nuevo rumbo ministerial.

Me puse a buscar enseguida cómo quería el Señor que fuera mi ministerio episcopal. El diseño, en sus rasgos fundamentales, lo vi rápidamente reflejado en un modelo. Yo llegaba al episcopado habiendo sido colaborador cercano de un obispo, que me había dado responsabilidades que me hicieron observador e, incluso, confidente de lo que él hacía y sentía. Eso me hizo muy discípulo de un buen Pastor que me marcó profundamente. Algunos me decían que haber sido Vicario de Montero imprimía carácter, y no se equivocaban.
Don Antonio Montero fue mi padre y Pastor, mi maestro y mi amigo durante muchos años. Es evidente, para quien conoce de cerca mi biografía sacerdotal y espiritual, que Don Antonio desde su llegada a Badajoz me señaló para que fuera su colaborador y, marcando etapas, me fue incorporando a su ministerio. Primero me envío a estudiar a Roma y, a mi vuelta, sus previsiones sobre mi persona y mi sacerdocio se fueron cumpliendo al ritmo que él consideraba oportuno. Enseguida, me incorporó a su Consejo de Gobierno, que desde entonces nunca abandoné, hasta que salí de Badajoz para ser el Obispo de mi muy querida Diócesis de Plasencia.
Fueron tantos y tan significativos los servicios que realicé para la Diócesis de Mérida-Badajoz, en la que nací a la fe y al sacerdocio, que mi vida y ministerio siempre han estado marcados por lo que viví al lado de un obispo sabio y santo. Escuchar, obedecer, dialogar y servir con libertad y creatividad lo que me encomendaba Don Antonio, que siempre gobernó con sabia e incuestionable autoridad, era para mí una lección constante de amor y servicio a la Iglesia.
En estos últimos tiempos se dicen muchas cosas, muy lúcidas y hasta ocurrentes, de lo que ha de ser una Iglesia en misión; pero, si se recuerda y se lee lo que escribió y dijo con tanta coherencia espiritual y pastoral este obispo, enseguida se descubre que llevaba en el alma a la Iglesia del Concilio Vaticano II, del que fue, como periodista, un destacado conocedor y, como obispo, un Pastor empeñado en su aplicación. Su excepcional formación teológica y su interés por los acontecimientos y la realidad social, cultural y religiosa le llevaron a proyectar, en su ministerio, una Iglesia evangelizadora y servidora del mundo.
A su lado se aprendía a vivir en la fe con serena fidelidad; se amaba a la Iglesia; se olían los valores evangélicos con una vida sobria, sencilla y fiel; se quería y valoraba a los sacerdotes; se respetaba y servía al ser humano; se sentía el clamor de los pobres; y se percibía la presencia de Dios y el amor a Cristo en gestos y testimonios.
Fue un privilegio para la Archidiócesis de Mérida-Badajoz haberle tenido como obispo durante tantos años; de un modo especial, por todo lo que se produjo de siembra renovadora en su tiempo, que fue decisiva para crear un nuevo estilo y darle una nueva y actualizada impronta a la vida de la Iglesia en la baja Extremadura, en todos los sentidos. Lo fue también para la Provincia Eclesiástica, por cuya cohesión espiritual y pastoral tanto trabajó. Afortunadamente, todo lo valoró mucho la sociedad extremeña, que le concedió diversas distinciones en diversos ámbitos e, incluso, honores.
Pero, sobre todo, fue un regalo del cielo toda la lluvia de fe que se sembró con acciones tan generadoras de evangelización, como el Sínodo Diocesano, que era un sueño que trajo el Obispo Montero a una Diócesis a la que amó, incluso antes de ser elegido obispo de Badajoz, como me consta por confidencia suya.
Don Antonio ama a la Diócesis, ama a la tierra extremeña y a sus maravillosas gentes; ama a sus pueblos y campos, en los que le gustaba perderse con sus torpes andares. Valoró sus proyectos sociales y respetó los políticos, y amó con fervor filial a la Virgen de Guadalupe, acompañando, hasta la extenuación, el anhelo de cuantos quieren ver eclesialmente extremeña a la Patrona de Extremadura. Por eso, quien le acompañó en todas sus gestiones, quiere terminar con una travesura, que no quiero dejar de hacer desde mi querida Jaén, en Andalucía. La travesura no es otra que pedir, a quien pueda decidir, que Don Antonio llegue a ver Guadalupe en el territorio de la Provincia Eclesiástica de Extremadura, que fue un regalo de la Santa Madre Iglesia a un Pastor insistente, por amor y respeto, en pedir lo mejor para esa tierra. Y lo mejor es que la Madre, a la que aman los extremeños, viva eclesialmente entre las casas de sus hijos y de sus hijas.

+ Amadeo Rodríguez Magro
Obispo de Jaén

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Wed, 17 Apr 2019 15:00:36 +0000
El presbiterio diocesano renueva sus promesas en la Misa Crismal http://odisur.es/noticias/jaen/item/49860-el-presbiterio-diocesano-renueva-sus-promesas-en-la-misa-crismal.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49860-el-presbiterio-diocesano-renueva-sus-promesas-en-la-misa-crismal.html El presbiterio diocesano renueva sus promesas en la Misa Crismal

Cada Martes Santo, la Misa Crismal marca la liturgia diocesana. Una Eucaristía de encuentro entre todo el presbiterio diocesano y un reencuentro con el "primer amor", ese que un día hizo a cada sacerdote darle un sí perpetuo al Señor con su entrega vital.


A las 10 y media de la mañana han comenzado a repicar las campanas de la Catedral de Jaén. Una llamada a participar en esta celebración eucarística, presidida por el Obispo diocesano, Don Amadeo Rodríguez Magro, que ha reunido, en torno al altar, a más de 100 sacerdotes llegados desde todos los lugares de la geografía jiennense, así como a los miembros del Cabildo Catedral.

Junto al Obispo de Jaén, ha acudido a esta renovación de votos y bendición de los sagrados óleos, el Obispo emérito de Cádiz y Ceuta, Monseñor Don Antonio Ceballos. También ha estado presente, Monseñor D. Fernando Chica Arellano, Observador permanente Santa Sede en la FAO, el FIDA y el PDA.

De un modo particular, los semanaritas y los diáconos han participado en esta solemne Eucaristía con las lecturas y la proclamación del Evangelio.


Homilía

El Obispo de Jaén, en su tercera Misa Crismal desde el inicio de su episcopado, ha ofrecido una homilía con un marcado acento paternal, en el que el ánimo ante el desaliento y la vocación primera han impregnado sus palabras.

Don Amadeo ha comenzado su predicación recordando que durante la celebración los presbíteros iban a renovar las promesas de su ordenación. En este sentido ha explicado que con este gesto: "Volveremos a identificarnos con aquel primer “Sí” que dimos a Dios, que nos eligió y llamó, y a Jesucristo, que nos invitó a su seguimiento y, por supuesto, con el “Sí” a la Iglesia, que desde el primer día nos pedía fidelidad a los compromisos sacerdotales". En este sentido, ha querido remarcar la labor de entrega y servicio de cada sacerdote con el pueblo santo y con la Iglesia, a la vez que les ha pedido que no olviden "nuestra propia historia de salvación, sobre todo la del “primer amor”.

El Prelado ha insistido a los sacerdotes esa labor ministerial que tienen encomendada y que los convierte en un "don de Dios para los hombres". Ya que el desarrollo de la vocación a través del ministerio sacerdotal los lleva a "dispensar la vida sobrenatural, esa que dignifica y enriquece a toda vida humana". En este sentido, Don Amadeo ha enfatizado la labor discipular del clero: "nuestra vocación es ser siempre presbíteros íntimamente unidos a Cristo. Por eso, ser discípulos misioneros es lo que mejor nos identifica al servicio de nuestros hermanos y hermanas. Nos define muy bien ser discípulos misioneros que acompañamos a los discípulos misioneros".

Don Amadeo ha querido que en sus palabras también haya un apoyo implícito a los sacerdotes, en un momento en el que "los que obispos y presbíteros estamos sufriendo un acoso mediático por los pecados y, a veces, delitos cometido por algunos de nuestros hermanos". Monseñor Rodríguez Magro ha expuesto dos hay dos remedios para "que este acoso que padecemos no nos haga daños ni a nosotros, ni a la Iglesia, ni a quienes necesitan confiar en sus sacerdotes: uno es la fraternidad y otro la fidelidad". De la primera ha expresado que "es sostén de la vida de los presbiterios diocesanos, será el mejor antídoto contra el daño moral que nos puedan hacer los ataques que tanto nos desconciertan y duelen. Si estamos divididos, si estamos unos contra otros, si desconfiamos los unos de los otros o si algunos se convierten en acusadores de sus hermanos, nos exponemos a presentar una imagen distorsionada y ajena a la verdad de lo que la mayoría es y hace y estamos ofreciéndole una coartada fácil a quienes nos atacan, con intención clara de hacer daño a la Iglesia y a su misión en el mundo". Sobre la fidelidad ha expresado "le da su verdadero rostro a nuestra identidad y es garantía de nuestra credibilidad. Nuestro compromiso está en no abandonar nunca la esencia de nuestro ser sacerdotal; pero ha de ser una fidelidad que se adapte a la creatividad, sin traicionar lo esencial".

Para concluir ha alabado la experiencia de Misión diocesana que se está desarrollando en la Diócesis, de las que se están extrayendo unas experiencias "preciosas", a la vez que les han insistido en continuar el reto misionero. Con palabras de súplica a la patrona de la Diócesis, la Virgen de la Cabeza, ha cerrado su homilía.

Renovación de las promesas y bendición de los santos óleos
Al término de la homilía, el presbiterio diocesano ha renovado sus promesas sacerdotales ante el Obispo de Jaén. Después, se ha llevado a cabo el rito de la bendición de los santos óleos: los seminaristas han presentado ante el Pastor diocesano las tres crismeras con aceite para ser consagrado: el de los enfermos, el de los catecúmenos y el santo crisma. El Obispo ha insuflado su aliento sobre cada una de las vasijas y después los ha bendecido. Al concluir el rito de la bendición, las tres recipientes con los óleos santos se han situado delante del altar donde han permanecido durante toda la celebración.

Este año, ha sido la Cooperativa Santa María de Pegalajar la que ha donado los 50 litros de aceite de oliva virgen extra que se ha bendecido y que al finalizar la Eucaristía fue repartido a todos los sacerdotes de la Diócesis.

Al finalizar la bendición de los santos óleos, el Obispo ha querido tener un recuerdo muy emotivo del Arzobispo emérito de Mérida Badajoz, Monseñor Don Antonio Montero, en el día en el que conmemora el quincuagésimo aniversario de su ordenación arzobispal y ha pedido al presbiterio que ore por él.

A la Eucaristía, ha asistido un importante número de fieles, así como religiosas y consagradas.
Al concluir la Santa Misa, el Obispo ha ofrecido unas palabras a los sacerdotes en la Sacristía. Les ha animado a todos a acudir a la apertura del Año Santo Avilista y a participar también en el homenaje de los sacerdotes que cumplen veinticinco y cincuenta años de ordenación. Después, se ha celebrado un encuentro de convivencia fraternal en las instalaciones del Palacio Episcopal.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 16 Apr 2019 11:52:09 +0000
Pastoral Universitaria lleva la Misión a la Universidad la semana de Pascua http://odisur.es/noticias/jaen/item/49852-pastoral-universitaria-lleva-la-misión-a-la-universidad-la-semana-de-pascua.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49852-pastoral-universitaria-lleva-la-misión-a-la-universidad-la-semana-de-pascua.html Pastoral Universitaria lleva la Misión a la Universidad la semana de Pascua

Dentro de la Misión Diocesana, la Pastoral Universitaria ha organizado una Misión en la Universidad. Se desarrollará los días 22,23 y 24 de abril. Se va a montar una carpa de eventos en el terreno, propiedad de la Diócesis, junto al aparcamiento. En la carpa habrá un espacio de acogida y otro de oración.


A las 9 de la mañana, los tres días se celebrará la Santa Misa para iniciar la jornada y hacer el envío misionero. El Santísimo Sacramento quedará expuesto durante todo el día hasta las 8 de la tarde.
Para acompañarlo necesitamos miembros de la comunidad universitaria que puedan estar algunas horas del día. Si quieres participar ponte en contacto con Eduardo Duro, alumno de Magisterio 674294213 o escribe a pastoraluja@gmail.com
Los tres días los jóvenes harán misión por el campus. Además, el martes 23 a mediodía se harán unas migas solidarias a beneficio de la ONG de Maristas SED.

Cada día, al final de la jornada, a las 20.30 se celebrará una actividad distinta:
Lunes: Testimonios
Martes: Concierto de José Ibáñez
Miércoles: Vigilia final
El domingo de resurrección se trasladará la Cruz de la Misión desde Maristas al Campus. Partirá a las 19.00 después de una merienda pascual.
Desde la Pastoral Universitaria animan a los jóvenes a empezar a rezar ya por esta Misión que esperemos que dé abundantes frutos.
Pastoral Universitaria

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 16 Apr 2019 10:03:00 +0000
El Obispo visita la Residencia Siloé http://odisur.es/noticias/jaen/item/49851-el-obispo-visita-la-residencia-siloé.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49851-el-obispo-visita-la-residencia-siloé.html El Obispo visita la Residencia Siloé

En este Lunes Santo, el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro visitó la Residencia Siloé. Este centro, ubicado en el barrio de Santa Isabel, de ámbito provincial y sin ánimo de lucro, tienen como principal objetivo la integración plena y la mejora de la calidad de vida de personas con discapacidad física o intelectual y fue levantado por las Hijas de la Caridad hace ahora 25 años.


El Prelado fue recibido por la junta directiva, así como por las religiosas Hijas de la Caridad. Lo condujeron hasta el amplio salón con el que cuenta esta residencia donde lo aguardaban las personas que allí residen. En la actualidad son 13 los internos y dos personas que tienen estancia diurna. Don Amadeo fue saludando, uno a uno, a todos los residentes. Preguntándoles cómo se encontraban; su lugar de origen; a los más jóvenes, sus planes de futuro. Y merendó con ellos. Para ello, habían prepardo un café con dulces caseros, típicos de estas fechas. Los residentes sintieron el cariño y el calor del Obispo de Jaén en esta visita.
Después, Monseñor Rodríguez Magro, recorrió las instalaciones y felicitó por ellas a la dirección del centro y a las religiosas. Se detuvo en la Capilla donde se arrodilló ante el Santísimo, antes de continuar su recorrido.
Al finalizar la visita, regresó al salón para despedirse de ellos, y agradecerle la acogida tan entusiasta y hacerse una foto de familia.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 16 Apr 2019 10:02:07 +0000
Con la bendición de las palmas da inicio la Semana Santa http://odisur.es/noticias/jaen/item/49850-con-la-bendición-de-las-palmas-da-inicio-la-semana-santa.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49850-con-la-bendición-de-las-palmas-da-inicio-la-semana-santa.html Con la bendición de las palmas da inicio la Semana Santa

Desde el Templo del Sagrario daba comienzo, este Domingo de Ramos, la procesión de aclamación a Cristo, con las palmas y los ramos de olivo hacia la Catedral. Antes fueron bendecidas por el Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, que estuvo acompañado por miembros del Cabildo Catedral, los diáconos y los seminaristas.


Con cánticos, el Obispo, los canónigos y el pueblo fiel recorrieron los metros que separan el Sagrario de la puerta del Perdón del primer Templo de Jaén, con las palmas ya bendecidas. A la celebración eucarística acudieron, también, representaciones de las cofradías de la ciudad de Jaén.
Don Amadeo comenzó su homilía diciendo que “cada vez que escuchamos la Pasión de Cristo por nuestra cabeza pasan muchas preguntas, razones y motivos de lo que sucedió. Pero no le demos vueltas. Hay que contemplar a Dios en la Pasión de Cristo. Por lo tanto, a entrar cada uno de nosotros en los sentimientos de Dios, porque probablemente en esos sentimientos nos encontraremos con nosotros mismos”. Para añadir, “no hay ninguna duda de que la Pasión de Cristo es un gesto de amor. Ahí está poniendo Dios todo su amor hacia el hombre y hacia el mundo. Y es un amor que salva, que le da horizonte y vida”.
El Prelado jiennense quiso explicar, en este domingo de Ramos, el tercero desde el inicio de su ministerio pastoral en Jaén, que “el misterio del amor de Cristo no se puede contemplar solo desde la pasión y muerte de Cristo sino que hay que tener también presente la Resurrección. Ya que la Resurrección es el corazón de Dios, es el amor de Dios que se vuelca con toda la humanidad para decirles: ‘no es verdad que la vida no tiene sentido, que la vida es solo dolor, la verdad es que Dios nos da VIDA en Cristo Jesús'”.
La santa Misa concluyó con la bendición solemne a todo el pueblo fiel congregado en la Catedral.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Tue, 16 Apr 2019 10:00:43 +0000
Cazorla celebra el centenario de la ordenación sacerdotal del fundador de las religiosas “Hijas del Cenáculo” http://odisur.es/noticias/jaen/item/49812-cazorla-celebra-el-centenario-de-la-ordenación-sacerdotal-del-fundador-de-las-religiosas-“hijas-del-cenáculo”.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49812-cazorla-celebra-el-centenario-de-la-ordenación-sacerdotal-del-fundador-de-las-religiosas-“hijas-del-cenáculo”.html Cazorla celebra el centenario de la ordenación sacerdotal del fundador de las religiosas “Hijas del Cenáculo”

En la tarde del pasado sábado, 6 de abril, la parroquia de Santa María de Gracia acogió la celebración de la Solemne Eucaristía conmemorativa del centenario de la ordenación sacerdotal del Reverendo Padre Don Joaquín González de la Llana (5-4-1919 / 5-4-2019), recordado clérigo natural de Lominchar (Toledo) y Arcipreste de Cazorla entre mayo de 1939 y noviembre de 1941.


La Eucaristía fue oficiada por el actual párroco de Santa María de Gracia, Don Antonio Garrido Colomina, y concelebrada por los sacerdotes invitados: Don Domingo Ballester, párroco de San Basilio el Grande de Murcia, donde sirven las hermanas; y Don Juan Marcos López, prefecto del Seminario Redemptoris Mater de dicha capital. Seis religiosas “Hijas del Cenáculo” (congregación fundada por Don Joaquín en 1944), se desplazaron desde su residencia en la capital murciana, hasta Cazorla, acompañadas de un nutrido número de amigos y colaboradores, para participar en la Santa Misa, reivindicar la memoria de su fundador, recopilar información referente a su persona y compartir con los fieles cazorleños, elferviente deseo que tienen de iniciar la causa para la posible beatificación y posterior canonización del honorable sacerdote toledano.
En la homilía, Don Antonio exaltó las múltiples bondades de este admirable siervo de Cristo, la magistral labor espiritual y caritativa que el Padre Joaquín desempeñó a lo largo de su vida, en aquellas poblaciones donde ejerció su ministerio sacerdotal, así como las “cruces” que tuvo que soportar en su entorno más cercano, fruto de diversas injusticias sociales.
En referencia a la estancia del Padre Joaquín en Cazorla, Don Antonio destacó de él, su generosa entrega hacia los pobres, su deseo de traer la paz a un pueblo, aún herido por los efectos de la guerra civil; y en general las nuevas vocaciones sacerdotales que surgieron entre los jóvenes de la época, gracias a su encomiable ejemplo.
En la celebración también estuvieron presentes, la Virgen de la Cabeza y San Isicio (Patrones de Cazorla), cuyas veneradas imágenesfueron trasladadas desde sus respectivas ermitas a la Parroquia de Santa María de Gracia, con ocasión de tan especial acontecimiento. En el presbiterio de la Iglesia se colocaron además, un pequeño cuadro con la imagen del Santísimo Cristo del Consuelo (la gran devoción del pueblo de Cazorla y su comarca) y bajo el presbiterio un retrato del Padre Don Joaquín González de la Llana; pues fue destacada la devoción que esteclérigo manifestó hacia las sagradas imágenes, tal es así, que de su puño y letra fueron escritos los himnos al Señor del Consuelo y al Varón Apostólico San Isicio, durante su estancia en Cazorla.
Como conclusión a la ceremonia, la Madre María Martínez, Superiora General de las “Religiosas Hijas del Cenáculo” de Murcia, junto a la Hermana María Asunción,Secretaria de la Congregación, dedicaron unas palabras de agradecimiento a los presentes, ante la calurosa acogida que el pueblo les brindó durante su visita a la Parroquia de Santa María de Gracia. Por último, Don Antonio tomó la palabra para agradecerles su distinguida presencia y entregarle diversos testimonios y fotografías, así como la partitura del himno a San Isicio que servirán como apoyo,para poder iniciar en un futuro próximo, la causa para la beatificación de este querido sacerdote toledano que tan buenos frutos esparció sobre Cazorla y sus feligreses.
Alberto Perona Navarro
Antonio Garrido Colomina
Parroquia de Cazorla

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 12 Apr 2019 11:57:47 +0000
Convivencia vocacional Manuel Aranda http://odisur.es/noticias/jaen/item/49811-convivencia-vocacional-manuel-aranda.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49811-convivencia-vocacional-manuel-aranda.html Convivencia vocacional Manuel Aranda

A una semana de Semana Santa hemos tenido la Convivencia Vocacional Manuel Aranda, la cual ha tenido como lema un versículo del salmo 27: “Tu rostro buscaré, Señor”.


Con este lema, todo lo que hemos hecho, desde la oración inicial hasta las dinámicas de las catequesis y el cine fórum, han tenido el objetivo de preparar a nuestros chicos para la Semana Santa. Un fin de semana para pararnos a meditar, reflexionar y contemplar los acontecimientos tan importantes que se van a vivir en pocos días y que, con tanto movimiento, no nos paramos a vivirlos como se debería.
Otra oportunidad más para buscar el rostro del Señor en todo: en lo que puede parecer lo más insignificante del día a día hasta en lo más significativo. Una vez más damos las gracias a los chicos por venir y a sus párrocos por su esfuerzo y dedicación.
Seminario Diocesano de Jaén

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 12 Apr 2019 11:56:38 +0000
Más de 150 personas se reúnen con motivo de la primera etapa de la Misión http://odisur.es/noticias/jaen/item/49810-más-de-150-personas-se-reúnen-con-motivo-de-la-primera-etapa-de-la-misión.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49810-más-de-150-personas-se-reúnen-con-motivo-de-la-primera-etapa-de-la-misión.html Más de 150 personas se reúnen con motivo de la primera etapa de la Misión

Durante las pasadas semanas, con motivo de la Misión diocesana, se realizó una labor de buzoneo y visita a cada una de las casas que conforman nuestra feligresía, de La Inmaculada de Mengíbar, en las que se invitaba a participar a los vecinos en Asambleas familiares en las casas.


Un total de 17 asambleas se han reunido, distribuidas a lo largo de toda la demarcación parroquial. En ellas han participado grupos de vecinos que han profundizando en los temas establecidos y compartiendo su experiencia de fe.
Todo ello culminó el domingo, día 31 de marzo, con la celebración de una Eucaristía festiva, en la ermita de Santa María Magdalena, presidida por el párroco, D. Raúl Contreras y con los participantes en las casas. Seguidamente, tuvo lugar una comida de convivencia a la que asistieron más de 150 personas en la que se respiraba un ambiente de fraternidad y de familia.
Finalmente, hubo tiempo para compartir la experiencia que ha supuesto la misión para cada uno de los participantes.
Sin duda, una jornada que ha supuesto un antes y un después para mucha gente, y de hecho muchas de las asambleas continuarán su labor y seguirán reuniéndose periódicamente.
Parroquia La Inmaculada de Mengíbar

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 12 Apr 2019 11:55:59 +0000
La comunidad del Seminario se reúne para pedir por las vocaciones al sacerdocio http://odisur.es/noticias/jaen/item/49809-la-comunidad-del-seminario-se-reúne-para-pedir-por-las-vocaciones-al-sacerdocio.html http://odisur.es/noticias/jaen/item/49809-la-comunidad-del-seminario-se-reúne-para-pedir-por-las-vocaciones-al-sacerdocio.html La comunidad del Seminario se reúne para pedir por las vocaciones al sacerdocio

El pasado viernes nos reunimos, como cada mes, en la Capilla Mayor del Seminario para pedirle al Señor que nos bendiga con muchas y santas vocaciones al sacerdocio. El Evangelio del V Domingo de Cuaresma fue el eje en torno al cual giró la oración.


Frente al Santísimo Sacramento nos dejamos penetrar por misma mirada de misericordia y perdón con la que Jesús miró a aquella mujer adúltera. Nos acompañaron los integrantes del grupo Mabelé que con sus voces lograron elevar nuestros corazones para contemplar el Misterio de la Eucaristía. Dieron vida a la sentencia de san Agustín tantas veces repetida: “el que canta bien, ora dos veces”. Nos acompañaron también un grupo de jóvenes de la Parroquia de la Merced de Jaén, además de muchas personas que habitualmente son incondicionales a esta cita mensual.
Tras la oración compartimos un ágape fraterno entre todos los asistentes. Desde el Seminario queremos dar las gracias a todos los que nos acompañaron, bien presencialmente o bien rezando en sus parroquias o en sus hogares. Aunque nuestra oración vocacional tiene un tinte sacerdotal, nunca debemos de desistir en pedir al Señor por las vocaciones a todos los estados de vida.
Seminario diocesano

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Jaén Fri, 12 Apr 2019 11:55:20 +0000