El Obispo abre la Puerta Santa que inicia el Jubileo de la Cinta

Ya se ha iniciado el Jubileo de Nuestra Señora de la Cinta. Arrancó el pasado viernes, 24 de marzo, cuando nuestro obispo, José Vilaplana, abrió la Puerta Santa en el Santuario de la patrona de Huelva, iniciando así lo que ha definido como un tiempo “para renovarnos con María” que se prolongará hasta el 30 de septiembre, una vez pasados los 25 años de la coronación canónica de la Virgen Chiquita.

La comitiva salió desde la iglesia del convento de las Madres Oblatas. Ya en el claustro del santuario, el obispo de Huelva hizo entrega de un juego de corporal al rector del santuario, Andrés Vázquez, un gesto tras el que habló el presidente de la gestora de la Hermandad de la Cinta, Bienvenido González Roldán, quien destacó el jubileo como un tiempo de acción de gracias que se vivirá ante la patrona de Huelva, para rememorar su coronación canónica, acercándose a la Eucaristía.

Y fue Manuel Jesús Carrasco Terriza, secretario canciller del Obispado de Huelva, el encargado de dar lectura al decreto de la Penitenciaria Apostólica. Tras la exposición del decreto, nuestro Obispo dio los tres golpes que simbolizan la Santísima Trinidad con su báculo para abrir la puerta, con posterior repique de campanas y entrada en el santuario, con el canto del himno de los Congresos Marianos, que interpretó la Agrupación Coral de la Sagrada Cena, que dirige Emilio Muñoz Jorva. Al acto de inicio del jubileo siguió la celebración de la Eucaristía.

En su homilía, nuestro Pastor se refirió a María como “la llena de gracia”, como “Madre de la Iglesia” y como “Estrella de la Evangelización”. Tras la misa se expuso el Santísimo Sacramento en la mesa de altar, ante la imagen de la Virgen de la Cinta y, de esta manera, comenzaba también la iniciativa de 24 horas para el Señor, un día entero de oración ininterrumpida que se clausuró el sábado por la tarde con una Eucaristía, procesión eucarística y bendición de la ciudad desde el mirador de la Cinta.

Fue el 26 de septiembre de 1992, en el marco de la celebración de los Congresos Mariano y Mariológico Internacionales que, con ocasión del V Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América convirtieron a Huelva en capital espiritual, cuando la Patrona de Huelva fue coronada canónicamente de manos del entonces obispo titular Rafael González Moralejo, acto que contó con la especial presencia del cardenal Eduardo Martínez Somalo que había acudido a estos congresos como prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, aunque para esta fecha ostentaba ya el cargo de Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. En este sentido, la efemérides de plata contempla también la celebración de la reunión anual de la sociedad Mariológica Española, el próximo 26 de septiembre, según ha dado a conocer el presidente de la gestora de la Hermandad de la Cinta, Bienvenido González.

El Obispo de Huelva ve en la celebración de este tiempo jubilar una preciosa ocasión para que las parroquias de Huelva devuelvan aquella histórica visita que hiciera la Virgen de la Cinta a cada una de ellas en ese señalado año de su coronación canónica.

Las condiciones necesarias para que los fieles puedan lucrar la indulgencia plenaria, según recordó el canciller, Manuel Jesús Carrasco Terriza, al comienzo de este jubileo, son la confesión, la Eucaristía, la visita al santuario, el Credo y la oración del Papa. Los fieles que por su edad, por enfermedad o cualquier otra causa grave no puedan acudir hasta el santuario para cruzar la puerta jubilar, se podrán lucrar de la indulgencia plenaria concedida, siempre que se unan en la oración ante una imagen de la Patrona y de acuerdo con las normas que marca la Iglesia, uniéndose espiritualmente a las funciones jubilares.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas