Los seminaristas de la diócesis iniciarán mañana su campaña con el lema "Cerca de Dios y de los hermanos"

De la provincia, con estudios universitarios y con una edad media que ronda los treinta años es el perfil de quienes se preparan para ser futuros sacerdotes en Huelva.

Los seminaristas de nuestra Diócesis comenzarán mañana, día 15 de marzo, la campaña del Día del Seminario con el lema “Cerca de Dios y de los hermanos”. Se trata de una ronda por distintas parroquias y centros educativos con motivo de este día, enmarcado en la festividad de San José, patrón de los seminarios, que se celebrará el próximo domingo, día 19 de marzo.

Esta presentación de la vida del seminario consiste en charlas y reuniones en las que los seminaristas hablan de la vocación al sacerdocio en general. Como explica el rector del Seminario, Daniel Valera, “los seminaristas visitan los centros de enseñanza y participan de las celebraciones litúrgicas para sensibilizar sobre la necesidad de orar por las vocaciones al sacerdocio y recabar la ayuda económica según las posibilidades”. Además, se organizan encuentros con los jóvenes y con los grupos de catequesis de las diferentes parroquias y ellos les anuncian, desde su experiencia, “la alegría de haber sido llamados a la misión evangelizadora”. En esta campaña de 2017 estarán presentes en Huelva y en los municipios de Isla Cristina, Lepe, Cartaya, Ayamonte, Valverde, Calañas, El Cerro de Andévalo, Almonte, Bollullos par del Condado y la Palma del Condado.

La mayoría de los 16 seminaristas con los que cuenta actualmente la diócesis, proviene de la vida parroquial, tiene una media de edad en torno a los treinta años (ha descendido respecto a años anteriores por la incorporación de nuevos seminaristas de menor edad) y con estudios universitarios o ya insertos en el mundo laboral. Daniel Valera, cree que “el testimonio de estos jóvenes es provocador y a casi nadie deja indiferente, porque son chavales que han dejado sus profesiones y carreras civiles culminadas para formarse en el Seminario y un día servir a las comunidades cristianas a las que sean enviados”.

El profesorado del Seminario está formado por sacerdotes y seglares con acreditación suficiente para impartir sus materias. Se trabaja en las cinco dimensiones que se proponen: dimensión personal, comunitaria, pastoral, espiritual e intelectual, teniendo un itinerario formativo donde se tiene en cuenta la edad del candidato y la etapa de formación en la cual se encuentra inserto.

Dentro del proceso formativo los seminaristas tienen encuentros personales con el director espiritual, además de retiros y ejercicios espirituales a lo largo del año. Los estudios están divididos en siete años donde seis son de residencia y estudio en el seminario y el último es de formación pastoral, ya fuera del seminario. Durante la etapa del seminario, realizan diferentes acciones pastorales, normalmente, en parroquias mayor densidad de la provincia, en algunas delegaciones o secretariados diocesanos y en el Colegio Diocesano Sagrado Corazón de Jesús, con el que comparten edificio.