El obispo participó en la convivencia de catequistas del Sagrario, de Baza, y visitó la iglesia de Los Dolores

El obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, acompañado del vicario general, José Francisco Serrano, y el canciller-secretario general, Manuel Millán, el pasado 8 de mayo, participó en una convivencia con el grupo de pastoral de catequistas de la parroquia del Sagrario, de Baza, con motivo de la finalización de curso de catequesis 2018-2019. Durante la jornada, el prelado visitó la iglesia de Los Dolores, antiguo oratorio de San Felipe Neri y perteneciente a la parroquia de la Mayor, que se encuentra situada en el centro histórico de esta localidad.

Ésta constituye el único ejemplo de iglesia puramente barroca de Baza. Tras un momento de adoración ante el Sagrario y de veneración a la Santísima Virgen de Los Dolores pudo disfrutar el extraordinario camarín rococó de talla en madera, cubierto por bóveda de yeserías de enorme interés artístico.

Tras la visita, hubo una comida compartida en el patio de la Casa de la Iglesia con el grupo de catequistas y sacerdotes de la parroquia. Allí, todos pudieron intercambiar experiencias sobre cómo realizan su actividad catequética en los distintos grupos de niños de catequesis. También pudieron compartir momentos de reflexión sobre la importancia de la iniciación cristiana en los niños y unificar criterios y dinámicas para trabajar en los grupos de catequesis. Al finalizar la convivencia, el obispo dio las gracias al equipo de catequistas y sacerdotes de la parroquia por la buena acogida, buen ambiente de alegría y la familiaridad que existe en dicha parroquia.
Con estas visitas y momentos de convivencia, Mons. Francisco Jesús Orozco sigue recorriendo y conociendo cada una de las parroquias de la diócesis, a la que llegó el pasado mes de diciembre.
Rafael Tenorio
Vicario parroquial del Sagrario, de Baza