Baza cuenta con una comunidad de Nueva Alianza para atender el albergue del transeúnte

La nueva comunidad, que tiene carácter misionero, será presentada este domingo en la catedral de Guadix.

La comunidad católica Nueva Alianza llega a la diócesis de Guadix, concretamente a Baza, para atender, entre otras actividades, el albergue de transeúntes bastetano. Se trata de una asociación privada de fieles, de derecho diocesano, cuyo origen está en Brasil y que forma parte de las “nuevas comunidades” que han surgido en los últimos años, después del Concilio Vaticano II. La comunidad que llega a Baza está formada por cuatro personas y serán las encargadas de atender el albergue y recibir a los transeúntes.

Aunque el alberge de baza está gestionando por el ayuntamiento de la ciudad, desde siempre ha sido atendido por una comunidad religiosa. Hasta hace poco eran las religiosas Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl las que estaban al frente del albergue. A partir de ahora, será esta comunidad Nueva Alianza la que se encargue de recibir a los transeúntes, atenderles y cuidar el centro, haciendo visible, desde la acogida y el trato humano, el rostro de Dios.
El viernes 8 de marzo los miembros de esta comunidad llegada a Baza pudieron conocer al obispo accitano, aprovechando la visita del prelado a la ciudad. Y este domingo 10 de marzo será presentada la comunidad en la catedral de Guadix, en el transcurso de la celebración de la Eucaristía. Será, sin duda, un momento para dar gracias a Dios por este grupo de personas comprometidas que llegan a nuestra diócesis para hacer presente el Evangelio con su testimonio de vida.
Las comunidades de Nueva Alianza tienen carácter misionero: nacieron para anunciar y hacer presente a Jesucristo como salvador. En su misión realizan tareas tan diversas como semanas misioneras, retiros espirituales, campamentos, evangelización infantil y en escuelas, catequesis, formación, grupos de oración para jóvenes y adultos,… También atienden proyectos sociales con niños y adolescentes, proyectos de alfabetización y apoyo escolar y casas de acogida para madres embarazadas. Están, sobre todo, en América, donde nacieron, pero, también, en África y Europa. Y ahora llegan a la diócesis de Guadix para atender el albergue de transeúntes de Baza.
Antonio Gómez