Los religiosos de la diócesis de Guadix celebrarán la Jornada de la Vida Consagrada el domingo 3 de febrero, en la catedral

Los religiosos y religiosas de la diócesis de Guadix celebran, este domingo, la Jornada de la Vida Consagrada. Aunque su día litúrgico es el 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el Templo, al caer en sábado, los religiosos accitanos han trasladado la celebración de su día al domingo 3 de febrero, para poder participar juntos en la celebración de la Eucaristía. Y así será, los religiosos de la diócesis de Guadix están convocados a participar juntos en la celebración de la Misa en la catedral, a las 12:30 horas, que estará presidida por el obispo, Mons. Francisco Jesús Orozco,

Todos los años, la Iglesia celebra, en torno al 2 de febrero, la Jornada de la Vida Consagrada. Se trata de un día para tomar conciencia de la gran labor que realiza la vida consagrada, tanto la activa como la contemplativa, en la Iglesia y en el mundo. También es un día para reconocer esa labor en nuestra diócesis, desde la educación de los más pequeños, pasando por la atención a los mayores, o el cuidado de instituciones y la atención y evangelización en las parroquias…. Y, por supuesto, desde la vida contemplativa, rezando por los demás y por la Iglesia.

Este año, el eslogan bajo el que se presenta esta jornada es “Padre nuestro. La vida consagrada presencia del amor de Dios ”. Es un lema que pone de manifiesto que cada consagrado, con su vida y testimonio, nos anuncia que Dios Padre es un Dios que ama con entrañas. Y los consagrados, con su vida, dan testimonio de ese amor.

Con motivo de la Jornada de la Vida Consagrada, el obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, ha escrito una carta pastoral, en la que nos invita a valorar esta riqueza de vocaciones que suponen los consagrados, en especial, de los que hay en nuestra diócesis. También pide que recemos para que nunca falten los consagrados, porque “la Iglesia perdería un referente y espejo privilegiado para caminar hacia la santidad”. Y anima a todos, en especial a parroquias y vida consagrada a presentar estas vocaciones a los más jóvenes, para que cada vez haya más vida consagrada en el mundo.

La celebración de la Misa en la catedral, a las 12:30 h., este domingo 3 de febrero, estará participada, de manera especial, por los religiosos que hay en la diócesis de Guadix, que podrán renovar sus votos, distintivo de su vocación. Por eso, esta celebración es una oportunidad para acompañarles y agradecerles su vocación, su compromiso y su entrega.