El nuevo obispo de Guadix visita Baza para encomendar su ministerio a la Virgen de La Piedad Destacado

Justo a la semana de su ordenación episcopal, Mons. Francisco Jesús Orozco ha querido visitar de manera oficial la ciudad de Baza y lo ha hecho en la Iglesia de la Merced, por ser el templo que alberga a la Patrona de la ciudad, la Virgen de La Piedad.

Este primer encuentro con la ciudad de Baza, tuvo lugar el sábado 29 de diciembre, junto a la Virgen de La Piedad y con una celebración de la Eucaristía, que estuvo concelebrada por el clero bastetano. Asistieron, también, el vicario general, José Francisco Serrano, y el secretario canciller, Manuel Millán. Cantaron los coros Juan Hernández y Alcazaba, en una Misa a la que asistieron feligreses de las cuatro parroquias de Baza. El arcipreste de la ciudad, Antonio Travé, fue el encargado de dar la bienvenida al nuevo obispo, antes de comenzar la Eucaristía.
Entre los invitados se encontraba el alcalde de Baza, Pedro Fernández; la senadora, María José Martínez, algunos miembros de la Corporación Municipal, así como una representación de todas las hermandades y cofradías bastetanas, tanto de penitencia como de gloria, y los voluntarios de Cáritas Interparroquial.
Len su homilía, Mons. Orozco habló de la festividad litúrgica de la Sagrada Familia, cuta víspera se celebraba, y de ahí que destacara cómo "el Salvador, aún naciendo de manera pobre y humillándose hasta el extremo, en cambio, no ha querido prescindir de una familia, de una madre y de José, que hizo las veces de padre".
También quiso encomendar su ministerio episcopal a la Virgen de la Piedad y le pidió a la Santísima Virgen María que le ayude en su tarea evangelizadora "a construir una sociedad más justa, a la luz de la familia de Nazaret" y le ha pedido su protección para vivir en comunión y amor.
Sin duda, fue una ceremonia muy emotiva, participativa y cercana, pues el Don Francisco Jesús en todo momento se mostró atento con todos los fieles, que se llevaron una buena sensación en este primer contacto con su obispo. Prueba de ello fue la alegría y satisfacción de aquellos que se quisieron acercar a él y que recibieron en todo momento una sonrisa y el cariño de este cordobés que, por lo pronto, se ha ganado ya el corazón del pueblo de Baza.
Carlos valle
www.semanasantadebaza.com

Panel de Noticias

Noticias relacionadas