Hoy termina el campamento vocacional organizado por el Seminario de la diócesis de Guadix

Comenzó el lunes 9 de julio y termina este viernes, día 13, con la alegría de haber cometido unos días de relax, pero también de formación y de oración. Hablamos del campamento vocacional que ha organizado la diócesis de Guadix y que ha querido ser un espacio para hacerse, además de divertirse, planteamientos vocacionales. Algunos chicos se habrán cuestionado la posibilidad de ser sacerdotes y otros no, pero en todos se ha hecho ver la importancia de descubrir la propia vocación.

El campamento vocacional ha estado organizado por el Seminario de la diócesis de Guadix. Se ha celebrado en San Juan de los Terreros, en Almería, junto al mar. Al mismo, han asistido casi una veintena de integrantes, que han vivido unos días intensos, tanto para la diversión como para el aprovechamiento del tiempo.

No es el primer año que se organiza este campamento, al que asisten algunos de los jóvenes que se están planteando entrar en el Seminario el curso que viene. Estos chicos, además, han vivido a lo largo del año diferentes encuentros vocacionales en el mismo Seminario y están inmersos en un proceso de discernimiento vocacional. Como dice el formador del Seminario y organizador del campamento, Sergio Villalba, lo importante no es tanto que quieran ser curas o no, sino que descubran cuál es su vocación y, por tanto, el camino que les va a hacer felices en la vida. Y, si ese camino pasa por la vocación al sacerdocio, mostrarles que el Seminario les puede acompañar en el descubrimiento de su vocación. En ese discernimiento, este campamento vocacional ha querido aportar su granito de arena (nunca mejor dicho, tratándose de un campamento a la orilla del mar).

Ahora termina el campamento, pero ya han quedado, muchos de ellos, emplazados para el curso que viene en el que volverá a haber convivencias vocacionales.

Antonio Gómez