Hoy se inaugura el Centro Cultural Abierto Hospital Real de Guadix

Hoy se inaugura el Centro Cultural Abierto Hospital Real de Guadix. Se trata de un espacio expositivo con el que la ciudad accitana va a contar a partir de la próxima semana, y que ofrece la posibilidad de conocer el Hospital Real y la labor asistencial que en él se ha realizado a lo largo de sus 5 siglos de historia. El administrador diocesano, José Francisco Serrano, será el encargado de inaugurar este centro de cultura, que pone en marcha el obispado de Guadix, y le acompañarán las autoridades accitanas.

La inauguración será este sábado 9 de junio, a las 12 de la mañana, en la iglesia de San Torcuato, aneja al edifico. Después, se podrá visitar la exposición.

Con la inauguración de este centro cultural se abre una exposición permanente sobre el Hospital Real. En cinco salas se puede conocer la historia de esta institución, la del edifico y, por supuesto, la evolución que la atención sanitaria ha vivido en los últimos 5 siglos. También se puede visitar el patio interior y la iglesia de San Torcuato, que es la iglesia del Hospital.

Además, hay una sala de exposiciones temporales que, durante este primer año, está dedicada a las religiosas de María Madre de la Iglesia, que han atendido el hospital accitano durante buena parte del siglo XX. Ahora cumplen 100 años y este es otro motivo para esta exposición.

Y todo con un diseño muy didáctico, que ha sido dirigido por la accitana Nani Cambil, profesora de la Facultad de Ciencias de la Educación, de Granada.

El Hospital Real de Guadix es una institución fundada en 1492 por el Cardenal Don Pedro de Mendoza, bajo el patrocinio de los Reyes Católicos. Ha sido un hospital diocesano, bajo la dirección del obispo o el cabildo, dirigido a la atención de los más necesitados. Y, así, se ha venido desarrollando hasta finales del siglo XX. Durante este tiempo, se ha adaptado a las necesidades de la ciudad: fue hospital de pobres, de niños expósitos, de tuberculosos, maternidad, casa de socorro,… Ahora, recién restaurado, tendrá una función cultural en la planta baja y, en la parte superior, seguirá tenido una función asistencial, dado que albergará la casa sacerdotal, que acogerá a los sacerdotes mayores.

La restauración del edifico, que se ha realizado en un tiempo récord, ha permitido recuperar para la ciudad de Guadix un monumento singular, de gran importancia histórica, que estaba en ruina y que ha recobrado su esplendor. Su restauración ha sido impulsada por el anterior obispo de Guadix, D. Ginés García.Hay una parte de obra civil, que ha contado con la ayuda del 1.5% cultural del Ministerio de Fomento y que va a permitir un uso público del edifico. Y hay otra parte financiada por el obispado, que ha permitido la creación de la casa sacerdotal. Con la exposición permanente, Guadix enriquece su oferta cultural y el obispado ofrece un elemento más de dinamización económica y turística.

El museo del Hospital Real

El Centro Cultural Abierto Hospital Real de Guadix acoge en su interior una exposición permanente sobre el Hospital Real y la labor asistencial y sanitaria a lo largo de su historia. No se puede llamar técnicamente museo, porque reúne características diferentes, pero, en la práctica, sí que lo es y va a funcionar como tal. Por eso se habla de exposición permanente. En ella, los visitantes podrán recorrer cinco salas que mostrarán numerosos objetos y documentos relacionados con la medicina en Guadix y que, sobre todo, tienen carácter didáctico. La comisaria de la exposición ha sido la accitana Nani Cambil.

En la primera sala se puede conocer la historia y la cronología del Hospital Real de Guadix, que ha tenido dos sedes y que ha venido realizando su labor asistencial desde 1492. La segunda sala se llama “Salud del cuerpo” y en ella se presenta la historia de la asistencia en este hospital, que se ha ido adaptando, en los siglos, a las distintas necesidades. Comenzó siendo hospital para pobres y ha sido hospital de tuberculosos, maternidad, casa de socorro y, ahora, centro cultural y casa de atención a sacerdotes mayores.

En la tercera sala se puede conocer cómo fue el primer quirófano moderno que hubo en Guadix, inaugurado nada menos que en 1921. En la cuarta sala, los visitantes acceden a una botica, donde se fabricaban y se almacenaban las medicinas.

La quinta sala se llama “Salud del alma”, porque durante todo este tiempo la salud del alma ha sido tan importante como la salud del cuerpo. La atención pastoral a los enfermos y prepararse para el bien morir formaban parte, sin duda, de una atención integral a la persona, que iba más allá de solo curar las enfermedades.

Termina el recorrido de la exposición permanente con la iglesia de San Torcuato, conocida como la iglesia del hospital, uno de los templos más bonitos de Guadix, que también se ha podido restaurar.

También hay una sala de exposiciones temporales que, durante este primer año, va a albergar una exposición sobre las religiosas de María Madre de la Iglesia, que han atendido el hospital durante buena parte del siglo XX. Esta sala será inaugurada el domingo 10 de junio por el obispo de Jaén, D. Amadeo Rodríguez.