El Obispo de Guadix presidirá en Lanteira el funeral por el lanteirano y su sobrino fallecidos en el atentado de Barcelona Destacado

El funeral tendrá lugar en la iglesia parroquial de Lanteira, el sábado 26 de agosto, a las 8 de la tarde

Será un funeral por todas las víctimas y, en especial, por Francisco López, hijo de Lanteira, y Javi Martínez, hijo de su sobrina, que fallecieron el pasado jueves 17 de agosto, en el atentado yihadista ocurrido en Las Ramblas de Barcelona. Tendrá lugar en la iglesia parroquial, el sábado 26 de agosto, a las 20:00 horas. Estará presidido por el Obispo de Guadix, Mons. Ginés García. Numerosos familiares de Francisco que aún viven en Lanteira estarán presentes, así como amigos y otros que, como él, emigraron un día a Barcelona y ahora se encuentran en su pueblo natal pasando unos días de vacaciones.
Los vecinos de Lanteira quieren honrar así la memoria de su paisano, rezando por él y celebrando un funeral. También rezarán por Javi Martínez, hijo de una sobrina de Francisco, que falleció con tan solo 3 años de edad. Pero no cabe duda, que será, también un funeral, por todas las víctimas de los atentados de Cataluña, que alcanzan el número de 15, y para pedir por la paz y el fin del terrorismo.
Francisco López nació en Lanteira hace 56 años. Cuando era un niño, sus padres emigraron a Barcelona y él con ellos. Allí ha vivido desde entonces, en la ciudad de Rubí. A pesar de la distancia y del tiempo, Francisco nunca se desvinculó de su pueblo, al que volvió en numerosas ocasiones, sobre todo por vacaciones. En el momento del atentado iba acompañado de su mujer –que resultó herida-, de su sobrina y del hijo de esta, Javi, que falleció. Sus cuerpos ya han recibido sepultura en Rubí, donde también se ha celebrado un funeral.
En los atentados de Cataluña han fallecido 15 personas y ha habido más de un centenar de heridos. En Lanteira, como en toda España, los atentados se vivieron con asombro e indignación, ante la brutalidad de los mismos. Y, seguramente, hubo más preocupación que en otros lugares, dado que muchos de sus paisanos viven en Barcelona y sus alrededores, y alguno podría haberse visto afectado, como finalmente sucedió.
En Lanteira, desde los días de los atentados, se han sucedido las muestras de rechazo hacia el terrorismo. Muchos de sus vecinos se concentraron al día siguiente en la plaza del pueblo, junto a su alcalde, para expresar su rabia e indignación, así como su repulsa hacia el terrorismo. También, el Obispo de Guadix, ese mismo día, manifestó su rechazo al terrorismo, al tiempo que pedía trabajar por la paz y rezar por las víctimas: “Imposible entender el porqué de la violencia y mucho más aceptarla sin más. Dichosos los que trabajan por la Paz. Oremos por las víctimas”, decía el prelado en su cuenta de Twitter.