El Obispo de Guadix felicita al P. Fernando García por su nombramiento como Superior General de los Misioneros Javerianos Destacado

En la diócesis de Guadix se ha recibido con gran alegría el nombramiento del P. Fernando García como nuevo superior General de los Misioneros Javerianos. El mismo Obispo accitano, Mons. Ginés García, ha sido uno de los primeros en felicitar al P. Fernando García por su nueva misión al frente de su congregación. El P. Fernando nació en un pueblo de la diócesis accitana y comenzó sus estudios en el Seminario diocesano.


Mons. Ginés ha querido felicitar al P. Fernando y compartir esa felicitación con toda la diócesis. Lo ha hecho a través de un mensaje de Twitter, que se ha publicado en su cuenta @obispodeguadix y en la web de la diócesis accitana www.diocesisdeguadix.es . El mensaje de felicitación es el siguiente: “A la Virgen encomendamos a nuestros hermano Fernando García, hijo de esta diócesis, elegido Superior General de los Misioneros Javerianos”, al que acompaña una imagen del mismo P. Fernando. También le felicitó personalmente en un mensaje cuando se conoció la noticia. En el tuit, el prelado accitano encomienda la nueva misión del P. Fernando a la Virgen. Sin duda, una petición muy cargada de emoción y sentido, dado que en el pueblo natal del P. Fernando se le tiene una devoción muy especial a la Virgen en la advocación de Nuestra Señora de La Presentación.
Cabe destacar que el nuevo Superior General de los Misioneros Javerianos y el Obispo de Guadix coincidieron en la Facultad de Teología de Granada, cuando cursaban sus estudios, allá por los años 80´. Se conocían de entonces y más ahora, que Mons. Ginés García es Obispo de Guadix. Desde que está en la diócesis, Mons. García ha mantenido algún que otro encuentro con el P. Fernando, sobre todo, cuando éste ha pasado por la diócesis para visitar a su familia en La Huertezuela.
En toda la diócesis, la noticia del P. Fernando García como Superior General de los Misioneros Javerianos ha sido recibida con alegría, tanto por los sacerdotes que coincidieron con él en el Seminario, como por los fieles que le conocen. De manera especial, esta alegría se ha sentido en su pueblo natal de La Huertezuela, un anejo de Huéneja, donde hay dos misioneros más: uno en Puerto Rico y otro en Honduras. Además, de este pueblo es San Francisco Serrano, dominico, que marchó a China para hacer llegar allí el Evangelio, en el siglo XVIII.
Quizá la inspiración de San Francisco Serrano ha servido para que en este pueblo tan pequeño haya, por el momento, tres misioneros en distintos lugares del planeta.