Ya vuelan hacia Tegucigalpa los primeros jóvenes que van a vivir una experiencia de misión con los misioneros de la diócesis de Guadix

El proyecto se llama Misión Joven y está destinado a chicos y chicas de la diócesis de Guadix que irán vivir una experiencia intensa y real de misión en Honduras.

El domingo 30 de julio han iniciado el viaje a Tegucigalpa los integrantes del primer grupo de Misión Joven, que marchan a Honduras para vivir una experiencia de misión durante un mes. Es el primer año que se realiza esta iniciativa, impulsada por el secretariado de juventud, y son dos los jóvenes que se han apuntado para ser misioneros en verano. Junto a ellos, en este primer viaje, marchan el director del secretariado de juventud, Antonio Jesús Marcos, y el vicario general, José Francisco Serrano. En Tegucigalpa les esperan los misioneros que la diócesis de Guadix tiene en aquel país: Patricio Larrosa, Ramón Martínez y Andrés Porcel. También compartirán experiencias con el seglar José Luis Campoy que, desde una Ong accitana, lleva un trabajo intenso de misión y solidaridad en aquel país.

Es el primer año que se pone en marcha el proyecto Misión Joven, una iniciativa que nace con la intención de mantenerse muchos veranos más. Está dirigido a jóvenes, mayores de edad, que quieran vivir una experiencia real de misión, aportando lo que saben y ayudando en las comunidades que los misioneros tienen en las afueras de Tegucigalpa. Allí hay realidades diversas tanto en el campo de la educación como en el de la salud, en la pastoral y en la animación comunitaria. También tendrán tiempo para conocer el país y, sobre todo, para convivir con aquellas familias. Los que marchan este año van a pasar en Honduras un mes completo, en el que podrán hacer mucho bien y en el que aprenderán mucho más.

Uno de los chicos que va es Miguel Morales, de Guadix, que ha manifestado que siempre ha querido tener una experiencia de misión para ayudar a los demás. Cuando supo de esta iniciativa, no se lo pensó y se apuntó. Él es muy joven y quiere trabajar allí, sobre todo, con jóvenes.

La otra persona que va es una chica joven de Cortes de Baza, Lola Torrecillas, que también viaja muy animada y con ganas de ayudar en Honduras. Los dos saben que van para trabajar y que van a vivir muchas experiencias. También tendrán tiempo para conocer la cultura y, sobre todo, para convivir con aquellas familias.

Antonio Jesús Marcos, director del secretariado de juventud, también va a trabajar durante este mes, enseñando de lo que sabe: diseño y manejo de programas informáticos aplicados a las artes gráficas. Los de allí, ya están esperando que llegue.

Finalmente, José Francisco Serrano, vicario general la diócesis accitana, coordinará el equipo en este primer año y ayudará en la pastoral a los tres sacerdotes misioneros.

Los que han marchado hacia Honduras recibieron el envío de manos del prelado accitano, Mons. Ginés García. En una Eucaristía celebrada en el seminario, el sábado 29 de julio, recibieron el ánimo tanto del Obispo como de sus familias, así como el encargo de hacer misión en aquel país.

En unas horas llegarán a Tegucigalpa. Allí les esperan y les acogerán con cariño. Por delante tienen treinta días llenos de emociones que, a buen seguro, no olvidarán nunca. Este sí que va a ser un verano vivido con intensidad para ellos.