La parroquia de San Juan, de Baza, clausuró el Año de la Fe Destacado

El Año de la Fe se ha clausurado oficialmente en Roma por el Papa Francisco, con una celebración multitudinaria. De igual modo, las parroquias de la Diócesis de Guadix han querido tener una celebración muy especial para concluir este Año de Gracia.

Sirva de ejemplo la parroquia de San Juan Bautista, de Baza, cuya ceremonia ha seguido el mismo guion que en todos los pueblos de la Diócesis. Durante la misma se ha destacado la renovación de las promesas bautismales, donde todos los fieles se han santiguado con agua bendita, recordando así el Bautismo. Otro momento significativo ha sido la proclamación solemne del Credo.

En la homilía, el párroco, Emilio José Fernández, ha destacado la importancia de la festividad de Cristo Rey del Universo para la vida de los cristianos. Ha hecho hincapié en que el reinado de Jesús no es el mismo que el de un rey terrenal. En Jesús, el trono es su cruz, la corona real es su corona de espinas, el cetro son sus clavos y la espada es su corazón partido.

De igual modo, ha dado gracias a Dios por este Año de la Fe. Una fe que se asemeja a la llama que han portado en sus manos durante el rezo del Credo que, pese a las dificultades de la vida, la luz de Cristo debe de esta siempre encendida en el corazón del cristiano.

Al finalizar la Eucaristía se ha procedido al devoto Besamanos de Ntro. Padre Jesús de la Paz que, con motivo a la festividad de Cristo Rey, la Cofradía de la Esperanza prepara todos los años.

Carlos Valle

Panel de Noticias