Granada celebra el Domingo de Resurrección en Catedral Destacado

Cientos de fieles y una multitud de niños celebran en Catedral la Pascua de la Resurrección de Dios entre campanas con el paso de los Facundillos y el de la Resurrección y el Triunfo.

Durante este día de la gran fiesta de la Iglesia, las campanillas de los niños anunciaban en la Plaza de las Pasiegas la llegada del paso de los Facundillos pasadas las 12:00. El Niño Jesús con la Cruz de los Facundillos llegaba glorioso a la Santa Iglesia Catedral.

Cientos de fieles abarrotaban ya el templo catedralicio a la espera de la llegada de la imagen del Niño Dios, esperando junto al arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez.

La alegría de la Pascua se ha hecho notar durante una celebración en la que el arzobispo de Granada, que ha invitado constantemente a los niños a hacer sonar las campanillas que portaban en señal de la alegría por la victoria de Jesús sobre el pecado y la muerte.

Después de asperjar el agua bendita sobre los fieles reunidos en el templo, D. Javier Martínez, ha hablado sobre la victoria del Señor sobre todo mal, en un diálogo constante con los niños allí presentes. “¡Cristo ha resucitado! ¿Y eso qué tiene que ver con nosotros?, ¿qué significa para nuestras campanillas?”, les preguntaba. “Cristo ha resucitado y ha vencido a la muerte. Pero eso significa, como Él se ha unido a nosotros, ¡que tampoco manda en nosotros! (…) Y todos pasaremos por la muerte, ¡pero la muerte ya no es lo último! Y eso cambia todo. Y no es que cambie la muerte, ¡es que cambia la vida! La vida entera la podríamos vivir con las campanas en la mano”, exclamó. “La vida entera la podíamos vivir bailando de alegría, porque por muchas cosas difíciles que pasen (…), la última palabra ya no la tiene el mal, ya no la tiene la muerte, ¡la tiene Jesucristo que nos quiere!”.


PIDIENDO POR LOS ATENTADOS EN SRI LANKA

Durante la Eucaristía, se pidió especialmente por los más de 200 muertos y más de 400 heridos que han sido víctimas de los 8 atentados que se han producido hoy en Sri Lanka cuando estaban celebrando las misas de Pascua.

Durante su homilía, D. Javier no olvidó en hacer mención al contraste entre la Misericordia y la victoria de la Resurrección con el hecho de los atentados: “Sri Lanka está en la otra punta del mundo, pero esa otra punta del mundo está muy cerca de nosotros porque hace apenas unas horas 180 cristianos en distintas iglesias de Sri Lanka, han accedido a ese jardín, han accedido al paraíso, mártires de Jesucristo”, exclamó.

Insistió que la victoria y el amor de Jesucristo son infinitamente más fuertes que todo el mal de la Historia, al tiempo que recordó los últimos dos viajes apostólicos del Papa Francisco a los Emiratos Árabes y a Marruecos: “el Papa ha insistido en que necesitamos construir una cultura de la mano tendida, de la amistad, de la fraternidad. Por que no hay alternativa: o hacemos un mundo de hermanos o el mundo va abocado a una guerra de todos contra todos”.

Los Facundillos salieron por la Puerta del Perdón para permitir la entrada acto seguido del paso del Cristo de la Resurrección sobre las 14:30 de la tarde.

Fue después, ante la imagen del Cristo de la Resurrección, cuando D. Javier volvió a pedir su favor en intercesión de todas las víctimas mortales de los atentados en este país del sudeste asiático: “ante el Cristo Resucitado ponemos sus vidas, ponemos sus familias, ponemos ese país que ya estaba en guerra civil hace tantos años (…) Señor dales la paz. Infunde en todos nosotros el deseo ardiente a la luz de tu Resurrección una cultura de amor, de paz, de fraternidad”.

Ver imágenes en Facebook

Ignacio Álvarez
Secretariado de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Panel de Noticias

Noticias relacionadas