“Nuestra propia vida, con la fe puesta en Ti, se desarrolla como una historia de salvación”

Reflexión y oración del Vicario Territorial de la Zona I, D. Francisco Tejerizo, en la estación de penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación el Domingo de Ramos.

Del Santo Evangelio según San Juan:

“Jesús dijo: ‘Y adonde yo voy, ya sabéis el camino’. Tomás le dice: ‘Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?’. Jesús le responde: ‘Yo soy el camino y la verdad y la vida’”.

Señor Jesucristo, así fue la historia. Pudo ser de otra manera, pero no ocurrió. Este es el modelo en que de tu vida, pasión y muerte resultó la Salvación.

También la Historia de la Humanidad pudo ser de otra manera, pero gracia a tu Encarnación se pudo transformar en Historia de la Salvación, que camina hacia su culminación según los planes de Dios.

Nuestra propia vida, igualmente pudo ser distinta, pero tal y como ha sido y con la fe puesta en Ti, también se desarrolla procesualmente como una historia de salvación.

Visto de esta manera, es posible que nos adentremos en la Semana Santa y nos dispongamos para cantar en la próxima Noche Santa de la Pascua como dice el Pregón Pascual: “Feliz culpa, que mereció tal Redentor”.

Te pedimos Señor, por esta Hermandad, que desea enfrentarse firme en su fe y practicar sin condenas tu misericordia. También te pedimos por las Hermanas Clarisas del Monasterio de la Encarnación, donde esta Hermandad tiene su sede. Que ellas y todos nosotros podamos identificarnos contigo como lo hicieron Francisco y Clara de Asís.


ORACIÓN:
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Amén.


Francisco Tejerizo
Vicario Territorial Zona I (Granada)

Plaza de las Pasiegas
14 de abril de 2019