“La Capilla Real nos habla de la personalidad de la Reina Isabel”

El próximo lunes, 15 de octubre, comienza el Simposio Internacional “Isabel La Católica y la evangelización de América”, un encuentro que se celebrará en Valladolid hasta el próximo 19 de octubre y en el que estarán presentes desde Granada nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, además de D. Manuel Reyes, Capellán Mayor de la Capilla Real que impartirá una ponencia sobre la figura de la Reina.

1. ¿Cuál será el tema de su intervención en el Simposio?

En mi intervención voy a tratar sobre como a través de la vida ordinaria de la Capilla Real y como la propia Capilla en sí, a través de los recuerdos de la Reina nos está hablando, nos da un mensaje acerca de la personalidad de Isabel, especialmente como cristiana. Yo diría que la Capilla Real nos da un mensaje, nos habla de ella.

2. ¿Qué rasgos cristianos destacaría en la figura de la Reina Isabel?

Destaca especialmente por su piedad, era muy piadosa, una mujer también de oración ya desde niña, su asistencia a la Eucaristía, el rezo de las horas y la oración personal. Cuentan que rezaba diariamente hasta dos horas. También destacaría su fidelidad, dedicación y compromiso con la justicia, su interés por los pobres y los que sufren. Todo esto son rasgos de santidad.

3. Santidad en una mujer que se entregó en todas las áreas de su vida…

La Reina Isabel vivió todas las facetas que una mujer puede vivir en su vida. Fue una persona adelantada a su tiempo en el aspecto cultural y de acción política, estaba muy comprometida. Pero también están sus facetas de hija, madre, esposa y abuela, es decir, todo lo que es su vida familiar que la cultivó extraordinariamente. Era una mujer verdaderamente excelente. Pero su personalidad no se queda solo ahí, su sensibilidad artística, cultural, su sensibilidad afectiva con respecto al sufrimiento de las personas, todo esto lo vivió magníficamente también en su acción de gobierno.

4. ¿Es la Reina Isabel un ejemplo para los laicos de hoy en día?

La historia de la Iglesia nos muestra la vida de muchos laicos que hicieron grandes esfuerzos en su compromiso con la fe pero la Reina Isabel sobresale en este sentido viendo con nuestra óptica actual lo que hizo para impulsar en primer lugar la reforma de la Iglesia en España y de las ordenes religiosas, también la reforma del clero y luego el impulso de la evangelización. Ella misma en su testamento explica claramente que su motivación principal para embarcarse en la aventura de la exploración de América, que nadie sabía donde llegaría, era precisamente la difusión de la Iglesia y del conocimiento de Jesucristo.


María José Aguilar