Inauguración del curso académico en la Facultad de Teología de Granada

La Facultad de Teología inauguró en la jornada de ayer el nuevo curso académico 2018-2019 con la celebración de una Eucaristía presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, en el Monasterio de San Jerónimo y el acto de apertura de curso posterior que tuvo lugar en el Salón de Actos de la Facultad.

El nuevo curso académico dio inicio ayer en la Facultad de Teología de Granada con la celebración de una Eucaristía del Espíritu Santo que tuvo lugar en el Monasterio de la Cartuja y estuvo presidida por nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, y concelebrada por D. Francisco Serrano, administrador diocesano de la diócesis de Guadix, y por D. Gonzalo Villagrán, Rector de la Facultad de Teología.

En la celebración, que contó con la presencia de docentes y alumnos tanto seglares como miembros de distintas congregaciones religiosas, Mons. Martínez expresó en su homilía su alegría por el inicio del nuevo curso agradeciendo a Dios la gracia de la Eucaristía:

“La Eucaristía es siempre una celebración de familia. Damos gracias a Dios por este comienzo del curso en la Facultad de Teología e invocamos al Espíritu Santo para que nos de vida nueva en Cristo, que el Señor nos conceda echar raíces en Él, tener una mirada de comunión amando a la Iglesia de nuestro tiempo, y colaborando en su misión. El Señor va haciendo una historia bella con todos nosotros”, afirmó.

APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO
Posteriormente a la celebración de la Eucaristía los asistentes se trasladaron al salón de actos de la Facultad de Teología donde tuvo lugar un acto académico en el que participó Mons. Martínez y también D. José Antonio Villena, Delegado diocesano de la Pastoral Universitaria, y que comenzó con la lectura de la memoria del curso anterior y con el discurso de apertura pronunciado por D. Luis María Salazar, profesor de la Facultad, y titulado: “El concepto de persona: de la teología a la antropología. Un viaje de ida y vuelta con algunas consecuencias”.

El acto culminó con las palabras del Rector, D. Gonzalo Villagrán y de Pilar Aranda, Rectora de la Universidad de Granada.

María José Aguilar