La memoria del Venerable José Gras y Granollers continúa viva en la Abadía del Sacromonte Destacado

Su claustro acogió en la tarde noche del viernes 6 de julio un acto con Hijas de Cristo Rey, que mostró la fe y obra nacida del padre Gras y que hoy continúa en Granada y otras partes del mundo, dedicadas especialmente a la educación de los más pequeños.


Las celebraciones en la víspera de la clausura de los actos conmemorativos que durante un año, desde el pasado 7 de julio de 2017, se han venido celebrando en Granada en el centenario del fallecimiento del Venerable José Gras y Granollers, tuvo su epicentro en la Abadía del Sacromonte, de la que era canónigo el fundador de las Hijas de Cristo Rey.
En la tarde noche del viernes 6 de julio, el claustro de la Abadía, donde residió el canónigo, congregó a las Hijas de Cristo Rey, así como a personas y familias vinculadas a esta congregación, cuya Casa Madre está en Granada y con presencia en muchos lugares del mundo, y dedicadas principalmente a la educación de los niños. También asistió a este acto el canónigo y Delegado para el Patrimonio Cultural del Arzobispado de Granada, D. Antonio Fernández Siles, y el Delegado Episcopal de la Pastoral del clero y párroco de la Basílica Nuestra Señora de las Angustias, D. Blas Gordo.
RECORDANDO AL PADRE GRAS
De la mano de una selección de textos elaborados por el ex abad de la Abadía del Sacromonte, D. Juan Sánchez Ocaña, acompañados de imágenes fotográficas de la época con D. José Gras, de la ciudad de Granada y de la Abadía el Sacromonte, los asistentes recorrieron el tiempo en el que llegó a este lugar el Venerable José Gras desde su Lérida natal.
También se recorrió de forma breve su semblanza y lo que le movió desde la fe a llevar el amor de Dios a todos mostrando que Cristo reina, hasta el día en que un 7 de julio de 1918 el Señor lo llamó a su Presencia. Una semblanza en la que, entre otras cosas, recordaba su preocupación por la educación de la infancia en el Albaicín, especialmente de las niñas, de su amistad con el padre Manjón -quien llegara 20 años después a la Abadía y fundador de las Escuelas Ave María para niños y niñas pobres de Granada- y su formación como profesor de Historia Eclesiástica de Granada.
Hoy, la obra del padre José Gras continúa en la congregación que un día creara con el nombre de Hijas de Cristo Rey, cuya Casa Madre en el Albaicín custodia sus restos, tras ser trasladados desde la Abadía donde encontraron al inicio descanso eterno.
El acto en la víspera a la clausura de los actos en el centenario concluyó con una actuación de Fran Fernández, cantautor granadino y que también fue alumno de Hijas de Cristo.
CLAUSURA
La clausura de los actos conmemorativos ha tenido lugar en la mañana del sábado 7 de julio, coincidiendo con los 100 años del fallecimiento del padre Gras, con la Eucaristía presidida por nuestro arzobispo, para dar gracias a Dios por la vida y obra nacida de la fe del Venerable José Gras y Granollers. Una acción de gracias que en la congregación de Hijas de Cristo Rey se ha vivido con alegría acompañados por numerosos fieles de padres de familias, alumnos y clero diocesano que quisieron acompañar la celebración. La jornada festiva continuó en el Colegio Mayor Cardenal Cisneros y concluyó con un almuerzo fraterno.
Paqui Pallarés