Mons. Javier Martínez nuevo miembro de honor de la Hermandad de la Caridad y Refugio de Granada

En una Eucaristía y acto posterior celebrados ayer en la residencia de ancianas “El Refugio”, Mons. Javier Martínez fue acogido como nuevo miembro de la Hermandad de la Caridad y Refugio de Granada, institución seglar de beneficencia que se dedica a la acogida de mujeres enfermas o pobres convalecientes en nuestra diócesis desde el siglo XVI.

Nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, fue acogido en la jornada de ayer como nuevo miembro de la Hermandad de la Caridad y Refugio de Granada, la institución seglar de beneficencia más antigua de España que se dedica desde su fundación en la siglo XVI a la atención y acogida de mujeres enfermas o convalecientes, labor que siguen realizando actualmente en la residencia “El Refugio” con capacidad para 63 mujeres. Desde 2015 también el centro cuenta con la colaboración de la Congregación de Dominicas de Nuestra Señora de Nazaret, que junto con los miembros de la hermandad cuidan de las residentes.

De esta forma, el encuentro comenzó con la celebración de la Eucaristía que tuvo lugar en la capilla de la residencia y que estuvo celebrada por Mons. Javier Martínez y concelebrada por D. Alfonso Marín, párroco de Monserrat. Posteriormente a la Misa tuvo lugar el acto de acogida de los nuevos miembros de la Hermandad entre los que se encontraba nuestro Arzobispo que recibió la insignia de manos del Hermano Mayor D. Carlos Romero de Torres y también una calurosa acogida.

HERMANDAD DE CARIDAD Y REFUGIO
La Hermandad del Refugio y de la Caridad fue fundada en Granada en el Siglo XV, datando sus primeras constituciones de 1513 y teniendo como finalidad albergar y alimentar a pobres, amparar a los huérfanos, socorrer madres abandonadas, ayudar a domicilio a los pobres y redimir cautivos, entre otras obras de caridad.

La Hermandad es una asociación sin ánimo de lucro en la que todos sus miembros asumen el compromiso de donación y dedicación a mejorar la vida de las residentes y de sus familias.

María José Aguilar