El clero de Granada celebra a San Juan de Ávila en el Seminario Mayor “San Cecilio”

El presbiterio diocesano celebró en la jornada de ayer la festividad de su patrón, San Juan de Ávila, en el marco de una nueva Jornada de Formación en la que el clero diocesano estuvo acompañado por Mons. Javier Martínez y el Obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco, que impartió una ponencia sobre la Exhortación Apostólica “Gaudete et Exsultate”.

El Seminario Mayor “San Cecilio” acogió ayer la celebración por parte del clero diocesano de la festividad de su patrón, San Juan de Ávila, cuya liturgia celebramos el 10 de mayo. En una jornada en la que estuvo presente nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, y también los seminaristas diocesanos, el clero granadino contó con la presencia del Obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco, que compartió con los presentes una ponencia titulada “Claves de lectura para la vida sacerdotal a la luz de la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate”.

“La santidad es algo personalizado, un camino único que Dios tiene para cada persona, la santidad no solo está en la oración y el silencio, sino también en las actividades cotidianas de la vida. La santidad es audacia, parresia, es empuje evangelizador dejando así huella en el mundo”, reflexionaba Mons. Carrasco durante su intervención.

ANIVERSARIO DE ORDENACIÓN SACERDOTAL
Como es habitual en esta jornada festiva en conmemoración del patrón del clero español en nuestra diócesis, también tuvo lugar la felicitación por parte de nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, a un grupo de 11 presbíteros que celebraron sus 50 y 25 años de ordenación sacerdotal entre los que se encontraba el Vicario de la Ciudad de Granada, D. Francisco Tejerizo.

Posteriormente a este reconocimiento tuvo lugar la celebración de la Eucaristía en la capilla del Seminario, presidida por Mons. Javier Martínez, en la que sacerdotes y seminaristas pudieron celebrar conjuntamente la alegría de la vocación sacerdotal:

“Damos gracias a Dios por los años de ministerio de aquellos que celebráis vuestro aniversario de Ordenación. El sacerdocio es un don grande, es una vocación al amor que el Señor describe como un rasgo de todos sus discípulos, un amor como nosotros mismos somos amados por Dios. Estamos llamados a dar testimonio de lo que Dios ha hecho y hace por nosotros”, afirmó Mons. Martínez durante su homilía.

Después de la celebración eucarística tuvo lugar un almuerzo fraterno entre todos los presentes y un momento de convivencia poniendo así fin a esta jornada de formación y celebración en honor a San Juan de Ávila.

María José Aguilar