Educar para acoger el don de la vida

Con el lema “EDUCAR PARA ACOGER EL DON DE LA VIDA” la Conferencia Episcopal nos convocaba el 9 abril, Solemnidad de la Anunciación del Señor, a recibir el don de la vida, a tener conciencia de él. En definitiva, “a reflexionar sobre la vida como un don para entender de qué manera guiamos nuestra propia vida”.

En nuestra Diócesis la celebración ha constado de dos momentos. El primero el domingo 8 a través de VID@ARTE, acto cultural y festivo con el que hemos celebrado el don precioso de la Vida a través de distintas disciplinas artísticas. El Lunes 9 nos hemos reunido gozosamente en la Parroquia de Santa Micaela del Barrio de la Chana, para celebrar la “Eucaristía de la Vida”.

La tarde del domingo, el Salón de Actos del Colegio Virgen de Gracia, se ha llenado de música, magia, experiencias, danza, fotografía, escultura… una auténtica explosión de vida que nos ha hecho vibrar a todos los que nos encontrábamos en la sala.

Después de las seis de la tarde, y tras escuchar unas palabras de bienvenida de D. Javier, nuestro Arzobispo, que nos animaba a que fuera una tarde de alegría y agradecimiento a Dios, porque en El todos nos sentimos rescatados; y en Él, nuestra vida adquiere plena dignidad.

Cada una de las actuaciones que a continuación se desarrollaron, nos acercaron desde distintas disciplinas a acoger el don de la vida como un regalo que debemos de cuidar, ha sido un compromiso para trabajar por difundir la “cultura de la vida”.

El cantautor José Luis Pareja nos emociono con cada uno de las canciones que ha interpretado, también con las presentaciones de las mismas, verdaderos testimonios que nos han hecho pensar, nos hemos sentido protagonistas de la historia en las que se han ido convirtiendo sus canciones.

Juan Carlos Aonso nos transportó al mundo de la magia y la ilusión, no solo con sus juegos de magia, sino también a través de sus palabras, nos llevó a un mundo donde todo era “más imposible todavía”.

Gerardo José Cámara nos trasladó a África como “la tierra amada” a través de su testimonio en el continente de la esperanza, de valores auténticos, de respeto a la familia y a la dignidad de la vida. Experiencia que ha recogido en su libro: “La tierra amada: aventura y fe”.

Uno de los momentos más tiernos y bellos de la tarde fue cuando Inma Plegurezuelos, nos contó su testimonio: “Una historia de superación personal y de autentica belleza de vida familiar”. Realmente Inma es excepcional, pero por su gran corazón y su amor por la vida. Su testimonio se puede seguir a través en el sitio web: “En el nombre de Down”.

De vuelta a las disciplinas artísticas, Begoña Martos ha unido la armonía de la música y la belleza del movimiento, conmoviéndonos a través de su arte hecho danza a través del número que ella ha denominado como “Nana de la vida”.

El guitarrista granadino Juan Carlos Martos nos ha hecho vibrar a través de los acordes de su guitarra con ensueños mágicos de nuestra Granada. Nos hemos perdido en una Alhambra hechizada, de la que nos ha rescatado con su alegre “Zapateado” que ha llenado el Salón de Actos del Colegio Virgen de Gracia de sentimientos de ilusión y fantasía producidos por su guitarra.

La tarde ha seguido con la fotografía hecha arte con la obra de Babet Baier a través de la cual nos ha mostrado como con su objetivo transmite sensaciones y emociones, además de una imagen bella. También ha compartido su experiencia vital y lo que es la fotografía para ella.

La parte artística terminó con la presentación de la obra “En la cruz está la Vida” del escultor Pablo Hernández, inspirada en la poesía del mismo título de Santa Teresa de Jesús. Pablo plasma su arte a través de la cultura y la composición pictórica, trampolín desde el que también pone de manifiesto su amor por la vida y la familia.

La tarde se completó con la presentación del Proyecto Ángel, que ahora está en fase de capacitación en nuestra Diócesis y que en un futuro ayudará a mujeres con embarazos imprevistos o que presente dificultad para llevarlos a término.

La celebración de la Jornada de la Vida en nuestra Diócesis concluyo con la Eucaristía por la Vida en la Parroquia de Santa Micaela de la Chana, presidida por el Consiliario de la Delegación de Familia y Vida D. Antonio Luis Martín.

Pastoral Familiar
Diócesis de Granada