Proyectos de Manos Unidas a los que van destinadas las ayudas en las colectas granadinas de la Eucaristía

En el marco de su Campaña 2018 en nuestra Diócesis, con el lema "Comparte lo que importa".

Con el objetivo de llevar adelante los proyectos en los que se implica Manos Unidas en todo el mundo en cooperación internacional, la delegación de esta ONG de la Iglesia en Granada tiene asignados nueve proyectos donde van dirigidas las aportaciones que se obtengan en el marco de esta Campaña. Entre esas aportaciones están las colaboraciones en la Eucaristía de este domingo y en la víspera el sábado en las iglesias de Granada y parroquias de los pueblos de la provincia en la Diócesis.

En el caso de las aportaciones en las parroquias de Granada éstas van dirigidas a la prevención y la lucha contra el trabajo esclavo en el estado de Maranhäo, al oeste de la región nordeste de Brasil, una zona que se caracteriza por su gran desigualdad. Allí, colabora Manos Unidas con el Centro de Defensa de Vida y de los Derechos Humanos, que lleva 20 años de trayectoria.

En este proyecto entre Manos Unidas y este Centro, con una intervención de dos años, se llevarán a cabo talleres para jóvenes con énfasis en la autoestima y formación profesional, atención psicosocial a las víctimas, alfabetización y formación de adultos, etc. De esta forma, se pretende reducir el riesgo de caer o reincidir en el trabajo esclavo.

Asimismo, también se trabajará para impulsar la red RAICE que agrupa a instituciones públicas, organizaciones sociales, víctimas, iglesias y otros actores que buscan dar una respuesta unificada frente al trabajo esclavo en el conjunto del Estado de Maranhäo. En este proyecto se beneficiarán directamente 2.202 personas.

En el caso de las colectas en las parroquias de los pueblos de Granada, las aportaciones se destinarán a un programa de salud en un barrio marginal de Delhi, con una población de 500.000 habitantes. Es un barrio de 12 bloques, de los que cuatro se beneficiarán con este proyecto de Manos Unidas, beneficiando a 38.000 familias, especialmente mujeres y niños. Un segundo proyecto al que van destinadas las aportaciones en la Eucaristía en las parroquias de los pueblos de Granada es para reforzar la formación y capacitación de jóvenes agroganaderos, en una zona al oeste de Camerún.

Por su parte, las colectas en iglesias no parroquiales y aportaciones por parte de congregaciones granadinas se destinarán a un programa de apoyo a la formación femenina juvenil desfavorecida en la República Democrática del Congo, donde la tasa de paro llega al 80% de la población activa, con una situación económica difícil, pese a ser un país con grandes riquezas naturales, y un índice de escolarización muy bajo, especialmente entre la población femenina. Con este proyecto se mejorará anualmente la vida y formación de 150 mujeres.