“Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” Destacado

El 8 de diciembre es la Solemnidad de María Inmaculada Concepción. Es una fiesta que nos prepara para celebrar próximamente el Misterio de la Natividad del Señor. Previamente, acogeremos la vigilia el día anterior.


La celebración de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción es una de las más destacadas del calendario litúrgico. Con ella, la Iglesia nos recuerda que María es criatura de Dios, sin mancha de pecado, y es nuestro “modelo perfecto de Iglesia agradecida a Dios” y “modelo de la humanidad”, explica el Vicario General D. Francisco Javier Espigares.
En María, nuestra humanidad queda representada “en una disposición totalmente abierta a la Gracia, sin pecado original”. Ella “nos hace realmente cristianos y que no tengamos miedo a la Gracia. Que sepamos decir como Ella: ‘Aquí está la esclava del Señor’”, señala.
“María es prototipo de creyente. Es modelo de la humanidad. Es una fiesta que nos prepara al Misterio de la Navidad. En María encontraremos todo lo que nosotros deseamos, porque Ella va a ser la puerta preciosa por la que nos vamos a encontrar a Jesucristo, fruto bendito de su vientre”, indica D. Francisco Javier Espigares sobre la Solemnidad que celebramos este viernes, día 8.
Las parroquias y templos acogerán la Eucaristía de esta Solemnidad. Asimismo, en la Catedral, la Sagrada Imagen que presidirá la Eucaristía de la Inmaculada Concepción es la Patrona de Churriana de la Vega, Santa María de la Vega Nuestra Señora de la Cabeza, a las 12:30 horas oficiada por nuestro Arzobispo D. Javier. Previamente, tendrá lugar la noche anterior la vigilia, que en el templo catedralicio se celebrará a las 20:30 horas, también presidida por la Patrona de Churriana de la Vega, con la participación de distintos grupos y pastorales diocesanas, movimientos, congregaciones, familia cofrade y fieles en general, dirigida por nuestro arzobispo.