Papa Francisco: “Dad gratis lo que gratis habéis recibido” Destacado

La alegría del cristiano, el discernimiento vocacional al servicio de la misión y el diálogo entre jóvenes y ancianos, principales mensajes del Papa Francisco en la Audiencia concedida a Comunidad Católica Shalom, presente en nuestra Diócesis de Granada, en su 35 aniversario. Y junto a todos ellos, nuestro Arzobispo Mons. Martínez también ha participado en la Audiencia celebrada esta mañana.


Como era de esperar en los encuentros con el Santo Padre, el Aula Pablo VI en el Vaticano vibró en la acogida a Francisco brindada por los miles de jóvenes y adultos miembros de Comunidad Católica Shalom, en la Audiencia concedida por el Papa con motivo del 35 aniversario fundacional de este carisma evangelizador entre jóvenes y alejados de la fe.
Entre los miles de jóvenes se encuentran la Comunidad Shalom de Granada, que desde hace varios años evangelizan y promueven la oración y adoración entre los granadinos, especialmente entre los jóvenes, participando asimismo en las distintas iniciativas diocesanas que se llevan a cabo. Una presencia que nos acompaña en la Diócesis desde hace unos años, tras los “Días en las Diócesis” de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011.
Y junto a todos ellos en la Audiencia con el Papa, así como junto a su fundador Moysés Azevedo y otros obispos procedentes de otras diócesis, se encontraba nuestro Arzobispo Mons. Javier Martínez, que estos días comparte ocasiones de oración y convivencia con los jóvenes de este carisma, especialmente con la Comunidad Shalom de Granada.
MENSAJES DEL PAPA
En el encuentro con el Santo Padre, algunos jóvenes ofrecieron su testimonio y formularon preguntas que el Papa –explicó con su habitual sentido del humor- decidió responder en español.
De la misericordia de Dios, cómo testimoniar esta misericordia y salir al encuentro de la otra persona fue el primer mensaje que Francisco lanzó a los miembros allí congregados. “Dios nos espera aun en los peores momentos de la vida”. Y en esa acogida de Dios “aun en los peores momentos de la vida” es “uno de los mensajes de la misericordia de Dios que uno puede testimoniar”. La misericordia de Dios es “no desesperar nunca”, porque “siempre ha un padre que nos abraza con ternura”, señaló.
La alegría, signo del cristiano, y el discernimiento personal para saber qué quiere Dios de cada persona en la misión son otros de los mensajes enviados hoy por el Papa Francisco a los miembros de Comunidad Shalom. En este sentido, el Papa Francisco recordó que lo que hemos recibido, en referencia a la fe, ha llegado a nosotros gratuitamente. Por eso, Francisco apuntó la clave para ese discernimiento vocacional al servicio de la misión, para llevar el amor de Dios y su misericordia a otros hermanos nuestros, especialmente jóvenes y alejados: “Dar gratuitamente”. “Dar gratuitamente nos llena el alma. Te hace abrazar mejor, sonreír, te desata de todo interés de tipo egoísta. Dar gratuitamente lo que gratuitamente hemos recibido”, afirmó el Santo Padre.
Finalmente, pidió a los miembros de Shalom que promuevan y practiquen el diálogo entre ellos con sus mayores, los ancianos. “El desafío que el mundo nos pide hoy es el diálogo entre jóvenes y ancianos. Un joven necesita escuchar a un anciano, y un anciano a un joven”, señaló Francisco, que invitó a Shalom a “enseñar y ayudar al diálogo entre jóvenes y ancianos”. “El diálogo es promesa hacia el futuro”, subrayó.
EL REGALO DE UN JOVEN AL PAPA
Tras la calurosa acogida, el primero en tomar la palabra fue su fundador Moysés Azevedo, que recordaba cómo en 1982, durante una visita apostólica de san Juan Pablo II a su ciudad, Fortaleza, le invitaron a hacer un regalo al Papa en nombre de todos los jóvenes. “¿Qué puede regalar un joven de 20 años al Papa?”, se preguntaba por entonces un jovencísimo Azevedo. Una pregunta respondida por la acción del Espíritu Santo, que, con el tiempo, ha originado un pueblo de miles de personas en todo el mundo, desde que se abriera la primera pizzería para la evangelización de jóvenes ofreciendo un clima de cercanía que llevara el amor de Dios a cada uno de sus hijos. Y hoy, ante el Santo Padre, su fundador, en nombre de Comunidad Shalom, renueva el fin que les vio nacer: llevar el amor de Dios, con ayuda de la misericordia de Dios, a todos los que le buscan, sobre todo a los jóvenes, los pobres y los que se sienten vacíos espiritualmente.
El encuentro con el Santo Padre concluyó con una oración implorada de forma conjunta, para rezar por la Iglesia, por los jóvenes y por todas las personas, y como ofrenda para seguir sirviendo a la Iglesia en comunión y a la misión evangelizadora de los jóvenes.
La Audiencia del Papa con Comunidad Católica Shalom con motivo de su 35 aniversario concluyó con la bendición final de Francisco, quien, como es habitual, pidió una vez más a todos que recen por él y su ministerio apostólico. Tras la bendición final, los obispos allí congregados saludaron al Papa, entre ellos nuestro Arzobispo Mons. Javier Martínez, que llevó el saludó de todos los granadinos al Santo Padre.
Paqui Pallarés


Disponibles fotografías en las páginas de Facebook Secretariado Mcs Granada y en Archidiócesis Granada