Cáritas Granada clausura sendos cursos de formación para el empleo Destacado

La mayoría de los cursos finaliza con una alta tasa de inserción, en algunos casos con el 100% de los alumnos contratados, informó en nota de prensa Cáritas Diocesana.

Cáritas Diocesana de Granada clausura en estas fechas sendos cursos de formación para el empleo con la colaboración del entramado empresarial granadino. La mayoría finaliza con una alta tasa de inserción, en algunos casos con el 100% de los alumnos contratados. Los primeros en llegar a término son los de “Operaciones básicas de restaurante y bar” y “Ayudante de cocina”, desarrollados con la colaboración de la empresa “La Cueva de 1900”. La formación laboral ocupa uno de los ejes centrales de la actividad de Cáritas, desarrollando a lo largo de todo el año, acciones formativas dentro de las empresas colaboradoras, con el objetivo de mejorar la empleabilidad de los participantes.

Durante el mes de julio, culminan varias de éstas acciones formativas. Entre ellas, las de “Operaciones básicas de restaurante y bar” y “Ayudante de cocina” desarrolladas con la colaboración de la empresa “La Cueva de 1900”. Iniciativas llevadas a cabo gracias a las subvenciones del Programa Operativo de Inclusión Social POISES 2017 y los fondos propios de la institución.

Un total de 10 alumnos han participado en estas ofertas formativas. Todos ellos con un perfil muy similar: personas en situación de vulnerabilidad, riesgo o exclusión social, con edades comprendidas entre los 22 y 43 años de edad y un largo periodo de desempleo.

En cada curso, de 250 horas de duración, los alumnos han recibido formación específica en dichas especialidades, así como conocimientos generales en prevención de riesgos laborales, técnicas de búsqueda de empleo alfabetización informática y sensibilización medioambiental. Mejorado sus competencias y habilidades con la realización de prácticas no laborales en las instalaciones de “La Cueva de 1900”.

Gracias a esta iniciativa del Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Granada, dos de los diez participantes ya han encontrado trabajo y se prevén nuevas contrataciones a corto plazo.

La eficacia de esta modalidad formativa queda patente una vez más, como herramienta de promoción de personas en riesgo de exclusión. Los resultados motivan a Cáritas a extenderla al sector empresarial granadino, estableciendo vínculos con aquellas empresas e instituciones cuya actuación supere los cumplimientos mínimos en materia de responsabilidad social corporativa: contratación de sectores con necesidades especiales, defensa de la igualdad de oportunidades, promoción de la conciliación familiar y profesional, protección de la salud, del medio ambiente y de los derechos fundamentales, y desarrollo de las comunidades locales.

Cáritas Diocesana de Granada