Concluye la Semana Santa con la alegría de la Resurrección Destacado

La Semana Santa granadina concluyó ayer con la celebración de la Eucaristía del Domingo de Resurrección en la Catedral y la llegada al templo de las procesiones del Dulce Nombre de Jesús, los “Facundillos”, cuya imagen presidió la Misa, la hermandad de Ntro. Señor de la Resurrección y la cofradía de Cristo Resucitado.

Las celebraciones propias del Domingo de Resurrección en nuestra diócesis comenzaron ayer con la llegada al medio día de la hermandad de los “Facundillos” a la Catedral, cuyo sector juvenil portaba la imagen del Dulce Nombre de Jesús que posteriormente presidiría la celebración de la Eucaristía.

La Misa fue celebrada por D. Miguel Ángel Morell, canónigo de la Catedral, que bendijo con agua a los presentes entre los que se encontraban numerosas familias y niños que hicieron sonar sus campanas, como es tradición, en señal de júbilo por la Resurrección del Señor.

“Cristo ha resucitado, está vivo, está en medio de nosotros, no nos ha dejado solos. Merece la pena tocar las campanas para dar gracias por la Resurrección del Señor, por la alegría de saber que Cristo no nos abandona”, afirmó D. Miguel Ángel Morell en su homilía.

Una vez finalizada la Eucaristía efectuaron su entrada en la Catedral la hermandad del Señor de la Resurrección, proveniente de la parroquia de San Miguel Arcángel, en el Zaidín, y la cofradía del Señor de la Resurrección y Santa María del Triunfo poniendo así broche final a las celebraciones de esta Semana Santa 2017 en nuestra diócesis.

María José Aguilar