Las parroquias de Benamejí y Jauja en la aldea del Rocío

Los jóvenes han vivido unos días intensos junto a los monitores del 3 al 8 de julio.

Piscina, playa, talleres, malabares, catequesis y distintas veladas son algunas de las actividades que del 3 al 8 de julio, han llevado a cabo los monitores de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Benamejí y la parroquia de San José de Jauja con más de un centenar de niños. Concretamente, un total de 160 personas, entre monitores y asistentes, han formado parte de estos campamentos de verano desarrollados en la casa del Rocío que la Hermandad de Córdoba tiene en la aldea.

Junto a la diversión en la playa, la piscina y los distintos talleres, los jóvenes han vivido un Adoremus y han celebrado la misa a pies de la Virgen del Rocío.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas