El Obispo nombra al sacerdote Tomás Pajuelo director de la casa sacerdotal

El sacerdote Francisco Ramírez es el nuevo capellán de las Agustinas recoletas de Cabra y el padre Marco Antonio Connely Quintero queda adscrito a la parroquia de San Miguel de Córdoba y Ntra. Sra. de La Merced.

El Obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha nombrado al sacerdote Tomás Pajuelo director de la Casa Sacerdotal “San Juan de Ávila”. El párroco del Beato Álvaro de Córdoba asume este servicio dedicado al bienestar de los sacerdotes residentes que han alcanzado cierta edad. Tomás Pajuelo releva en el cargo el sacerdote Antonio Jurado, párroco-rector de la basílica pontificia de San Pedro Apóstol.

Asimismo, el Obispo ha nombrado al sacerdote Francisco Ramírez Chamizo capellán de la Comunidad de las agustinas recoletas del monasterio de “Nuestra Señora de las Angustias” de Cabra por fallecimiento de don José Gregorio Molina. Por otra parte, el padre Marco Antonio Connely Quintero ha quedado adscrito a la parroquia de San Miguel y Ntra. Sra. de La Merced de Córdoba.