Aguilar recibe con emoción la reliquia del Beato Nicolás María Alberca Destacado

Por primera vez en 170 años salen del convento carmelita las cartas que el beato enviaba a su familia desde Damasco.


Aguilar de la Frontera ha vivido una emotiva jornada de fe y devoción en torno a la figura del Beato Nicolás María Alberca, fraile franciscano, nacido en la localidad en el año 1830 y martirizado en Damasco en el año 1860. La llegada de la reliquia era un antiguo anhelo de los devotos y familiares del Beato Nicolás y ha sido posible gracias a la inestimable ayuda de D. Miguel Varona Villar, Director del Secretariado Diocesano para las Causas de los Santos, según informa la organización de este traslado de la reliquia del Beato hasta su localidad natal.

Con motivo de la llegada de la reliquia del Beato Nicolás María Alberca, el viernes 15 de junio tuvo lugar una conferencia impartida por D. Juan Luis Arjona Zurera titulada «Nicolás María Alberca de Torres. Alma Aguilarense. Luz de santidad». Posteriormente se pudo visitar una exposición en la que destacaban las cartas manuscritas que el Beato Nicolás envió a su madre y un trozo de su hábito franciscano, documentos custodiados hace más de 170 años por las madres carmelitas descalzas de Aguilar de la Frontera y que por primera vez han salido del convento para su exposición pública.

La tarde del sábado se dedicó a la recepción de la reliquia que partió en procesión desde la misma casa en la que vivió el Beato haciendo una parada en el convento de las Descalzas para que las Madres Carmelitas pudieran venerarla. Al término de la procesión se celebró la Eucaristía en la Parroquia de Santa María del Soterraño, donde se conserva la pila bautismal en la que fue bautizado y donde a partir de ahora se podrá venerar su reliquia presidiendo el retablo mayor del templo. En Semana Santa, la reliquia procesionará junto a junto a nuestra Señora de los Dolores. Un acontecimiento que ya espera el pueblo de Aguilar de la Frontera.