El quehacer de la Pastoral Obrera ante el futuro del trabajo

Este ha sido el tema central de las XII Jornadas de Pastoral Obrera celebradas en el Obispado.


Las XII Jornadas de Pastoral Obrera organizadas por este Secretariado Diocesano se han celebrado durante los días 1 y 2 de febrero, en el salón de actos del Obispado de Córdoba, contando con numerosos asistentes y presididas por el pastor de la Diócesis, Mons. Demetrio Fernández.

El título elegido, hace referencia a la preocupación de la Pastoral Obrera por el futuro del trabajo en unos momentos de cambios y transformaciones profundas y a la respuesta que desde la Iglesia y, en particular la Pastoral Obrera, han querido ofrecer.

Los objetivos de estas jornadas han sido:

· Hacer una lectura creyente del futuro del trabajo desde la fe y la Doctrina Social de la Iglesia.
· Discernir qué criterios y actitudes nos pide hoy Dios para responder a este reto, y
· Aportar elementos y líneas de acción que iluminen nuestro compromiso en este mundo del trabajo empobrecido.

Para ello, el jueves día 1 contaron con la ayuda de Enrique Lluch Frechina, profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia que, en su ponencia “Criterios y actitudes pastorales para abordar el futuro del trabajo”, ofreció unas claves de actuación tanto para las organizaciones responsables de la producción: las empresas, como para los receptores de esos productos: los consumidores.

Respecto a las empresas recomendó un cambio de mentalidad (sobre todo en el empresariado cristiano), que consiste en poner por encima del máximo beneficio para sus propietarios y accionistas, la función social de la empresa. Es decir, producir bienes y servicios útiles para la sociedad, cuidar del desarrollo integral de sus trabajadores y ayudar al progreso del entorno en el que se encuentra.

Por su parte, el cambio de mentalidad en los consumidores, requiere que el criterio de compra (“compra responsable”), debe ir más allá del precio (lo más barato) e incorporar la preocupación sobre cómo se está produciendo lo que se compra. Esto permite favorecer con nuestra compra aquellas empresas que crean más empleo, pagan mejores salarios y tienen mejores comportamientos sociales, medioambientales, etc.

Por su parte el día 2, Juan Fernández de la Cueva, Director del Departamento de Pastoral Obrera de la CEAS, ofreció en su ponencia “La respuesta de la Iglesia y la Pastoral Obrera a los retos y desafíos del mundo del trabajo”, un relato sucinto de los cambios que se están produciendo: auge del capitalismo financiero, deslocalización empresarial, generalización del trabajo precario, crisis del trabajo asalariado, etc. Así mismo, sugirió unos criterios basados en la centralidad de la persona en el trabajo y en el valor del trabajo digno y, propuso un quehacer, unas líneas de actuación que abarcan desde el acompañamiento a los “tirados en la cuneta”, pasando por la concienciación en torno a ese necesario cambio de mentalidad y culminando con nuestro apoyo y colaboración a las iniciativas sociales (cooperativismo, economía social y solidaria…), que anuncian que otro mundo es posible desde la comunión.

Desde el secretariado Diocesano de Pastoral Obrera, quieren seguir avanzando en hacer presente el Reino de Dios en el mundo del trabajo y animar a todos los cordobeses y cordobesas a unirse a nosotros en favor de esos a los que nuestro Papa Francisco denomina “los descartados”.

Manuel Díaz Sánchez
Director del Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera