Comienza la Cuaresma, tiempo de conversión y esperanza Destacado

El Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha presidido esta mañana la Eucaristía en la Catedral, al finalizar el primer Vía Crucis de Cuaresma, que daba comienzo a las 6:30 horas en la plaza del Cardenal Belluga.

En su homilía, el Obispo ha recordado la importancia de la oración “que nos pone en contacto con Dios”; del ayuno “que nos hace reconocer quiénes somos, nuestras formas de hacer las cosas y nos indica qué cambiar”; y la limosna para hacer vida la caridad, “esencial en la vida del creyente”.

Asimismo, ha insistido en que la Cuaresma no es un fin en sí misma, “no es un tiempo triste, sino para reconocer quién eres y convertirte. La meta es la Pascua”. Un tiempo para establecer relaciones, “con Dios y con los demás, para vivir en plenitud”.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas