“La Fuensantica quiere tocar el corazón de todos”, Mons. Lorca en la Misa Huertana

Con un sol radiante, los murcianos iniciaron ayer el día del Bando de la Huerta con la Misa Huertana, presidida por el Obispo de Cartagena y en presencia de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Fuensanta. Miles de flores, ofrecidas a ‘La Morenica’ el día anterior, inundaban el presbiterio.

“Murcia está de fiesta, es una ciudad de puertas abiertas, de brazos tendidos, de corazón grande y generoso”, dijo Mons. Lorca, destacado el carácter acogedor del murciano que “se vuelca cuando alguien llama a su puerta. Hoy, la Fuensantica está llamando a nuestra puerta, quiere tocar el corazón de todos”. Una vez más, el Obispo de Cartagena recordó la importancia de caminar hacia Jesús “de la mano de la Virgen”; insistió también que en medio de esta sociedad el cristiano tiene que dar testimonio “de la certeza de la fe íntegra de la Iglesia, pero sin miedos, con la fuerza y valentía que da el Espíritu”.

Mons. Lorca pidió la intercesión de la Virgen de la Fuensanta para todos los murcianos, especialmente para los ancianos “para que nunca les falte el cariño y el afecto de todos” y para bendijera a todas las familias para que puedan educar a sus hijos en los valores cristianos; “bendice a los que lo pasan mal por tantas razones y a los voluntarios que son los samaritanos de nuestra época”.