Con el DOMUND, la Iglesia nos invita a colaborar con los misioneros, 134 de la Diócesis de Cartagena Destacado

“Sé valiente, la misión te espera” es el lema de la campaña del Domund (Jornada Mundial de las Misiones) para este año, que “nos invita a ser valientes, para pensar más en los demás que en nosotros mismos”. Así lo ha explicado esta mañana el delegado episcopal de Misiones y Migraciones, José Luis Bleda, en la rueda de prensa que ha tenido lugar en el Palacio Episcopal. “El Domund es una campaña mundial por las misiones, es un compromiso de la Iglesia, que es quien sostiene y manda a los misioneros, y quien hace posible su labor en otros países”, ha asegurado Bleda. Asimismo ha incidido en que “con el dinero del Domund se hace posible que en un territorio de misión haya misioneros, se garantiza su renta básica y mantenimiento”.

Actualmente, según datos registrados por la Delegación de Misiones, hay 134 misioneros de la Diócesis de Cartagena repartidos por todo el mundo, 60 hombres y 74 mujeres. Laicos, religiosos y religiosas, sacerdotes e incluso dos obispos, Mons. Francisco Lerma, Obispo de Gurué (Mozambique), natural de El Palmar; y Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre (Bolivia), natural de Alquerías.

Durante octubre, mes de la Jornada Mundial de las Misiones, se realizarán distintas actividades en la Región de Murcia. La primera de ellas, una oración por los misioneros, el martes 10 de octubre, a las 17:30 horas, en el monasterio de Santa Ana de las Madres Dominicas de Murcia. El jueves día 19, a las 21:00 horas, habrá una vigilia de oración en la iglesia del monasterio de Santa Clara la Real, también en la capital. El 22 de octubre, se celebrará la Jornada Mundial de las Misiones en todas las parroquias, con la recogida de donativos para el Domund. El día 27, a las 20:30 horas, se realizará una vigilia de oración por las vocaciones misioneras en la parroquia de San Ginés de la Jara de Cartagena. Las actividades finalizarán el sábado 4 de noviembre, con la peregrinación de los grupos de Infancia Misionera –niños de entre 6 y 12 años– a Caravaca de la Cruz, a la que se ha invitado también a colegios y parroquias.

La Delegación de Misiones de la Diócesis de Cartagena ha registrado, en los últimos años, un descenso en las aportaciones económicas recogidas en la campaña anual del Domund. En el año 2008 se recogieron 532.194 euros, una cantidad que ha ido bajando hasta los 366.741 euros recogidos el pasado 2016.

La Iglesia con las misiones

El Domund surgió a mediados del siglo XIX en la Iglesia francesa, ante la necesidad de los misioneros del país, sobre todo en Asia –en la Conchinchina, actual Vietnam– y en China. Una mujer francesa inició una campaña para ayudarles. Para ello, creó pequeños grupos que se reunían para rezar el Rosario por las misiones y, además, tenían una cuota mensual que se mandaba a los misioneros para su sostenimiento. A principios del siglo XX el Papa Pío XI lo hizo pontificio, extendiéndolo así a la Iglesia Universal.

El objetivo del Domund es hacer visible la dimensión universal de la misión de la Iglesia, que está presente en 1.113 territorios de misión.