Aumenta un 12% el número de personas que acuden a Jesús Abandonado en verano Destacado

Durante el mes de julio, la Fundación Jesús Abandonado de Murcia ha atendido a 647 personas, lo que supone un 12% más que lo registrado en el mismo periodo del año 2016. A lo que se suman 15.162 servicios de comedor (comidas, cenas y bocadillos).

Una ayuda que parte del “importante papel que tiene la ciudadanía en el mantenimiento de nuestros servicios”, asegura el presidente de esta institución, José Moreno, que afirma que “el 50% de los fondos se recaudan gracias a las donaciones privadas, a los suscriptores mensuales, trimestrales o anuales y a los donantes puntuales. En estos casos la solidaridad de la gente es esencial para que podamos seguir funcionando”.

Asimismo, la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, financia 1.059.000 euros para la realización, en Jesús Abandonado, de actuaciones destinadas a la atención de personas con necesidades y sin hogar, así como los programas de inserción social y laboral. Todo esto supone, según el director de la fundación, “un pilar para la consecución de una vida autónoma y plena”.

La Fundación Jesús Abandonado sirve cada día 300 comidas y 300 cenas en el centro de día, y presta una cobertura completa a personas sin hogar, que además de disponer de un lugar en el que poder refugiarse, reciben formación a través de talleres y cuentan con actividades culturales y de ocio. Todo ello con la finalidad de “dar a estas personas –explica Moreno– una atención integral digna mientras aprenden nuevas habilidades y rutinas que los alejen de la calle, con la intención de que las personas en riesgo de exclusión vuelvan a la sociedad en las mejores condiciones de vida posibles”.

El pasado jueves 31 de agosto, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, visitaba las instalaciones de esta fundación, acompañada de su presidente, José Moreno, y el director de la misma, Daniel López.

María de León