Cáritas abre un centro de acogida para personas sin hogar en Cartagena Destacado

A finales del mes de septiembre Cáritas abrirá en Cartagena el Hogar Sagrada Familia, un centro de acogida con capacidad para diez internos y con tres plazas más para situaciones de emergencias. Un centro pionero y de referencia en la Región de Murcia, que ha sido creado “pensando en los más desfavorecidos, en los sin techo, en los que no tienen absolutamente nada”, tal y como ha señalado el director diocesano de Cáritas, José Saura.

Atender, acompañar y promocionar a las personas sin hogar es el objetivo de estas instalaciones de 400 metros cuadrados, que contarán con un equipo multidisciplinar, en el que trabajará personal contratado y voluntario.

El Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha destacado la labor que Cáritas está realizando en Cartagena, y ha destacado “la gran osadía de poner en marcha muchos proyectos que han sido un ejemplo extraordinario para muchísimos centros de Cáritas a nivel de la Diócesis y, por ende, también de las diócesis españolas”. Entre ellos ha destacado el comedor social “Jesús, maestro y pastor”, el proyecto de la ropería “Óbolo” y el economato “Los panes y los peces”, que es, según Mons. Lorca Planes, “envidiable y ejemplarizante”. Del nuevo centro de acogida que ha sido presentado esta mañana, ha señalado que es “un proyecto extraordinario, porque con él se va a atender a los más desfavorecidos de los más desfavorecidos”.

Mons. Lorca ha agradecido el trabajo que otras instituciones sociales llevan a cabo en la ciudad portuaria, en favor de los más necesitados, y ha agradecido la dedicación y el esfuerzo de todos aquellos que trabajan y componen Cáritas, así como a los voluntarios y aquellos que ayudan con sus donaciones; y especialmente a Francisco Montesinos, sacerdote delegado de esta institución en Cartagena.

“Se trata de cuidar la dignidad de las personas, que está concretada y manifestada en el día a día de unas personas que con una voluntad grande y gratuitamente como voluntarios están trabajando por recuperarla y por ponerla en un primer lugar”, ha destacado el Obispo.

Por su parte, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha agradecido la labor que la Iglesia diocesana realiza en la ciudad, destacando la “plena integración de las personas más desfavorecidas, que se ha producido en la ciudad, donde se ha reducido casi en su totalidad el número de personas que viven en la calle”.

Un hogar para todos

El Hogar Sagrada Familia es un centro de baja exigencia, que tiene unas características especiales, pues no habrá requisitos específicos para aquellos que necesiten hacer uso de él por encontrarse en situación de pobreza y exclusión, como en el caso de otros centros de acogida. Cáritas pretende cubrir las necesidades básicas alimentarias y de higiene de estos transeúntes, así como dignificar a la persona promoviendo su autonomía personal. Para ello, se prestarán servicios de acompañamiento, para ayudarles a conseguir una situación normalizada, por lo que, aunque no hay un plazo establecido de máxima estancia, sí serán situaciones temporales.

Los usuarios llegarán a este centro de acogida por tres vías: iniciativa personal, derivación de Cáritas o derivación de las administraciones públicas u otras entidades sociales.

El centro abrirá en horario de noche, sobre las 20:00 horas, para que puedan ir a dormir, y durante la tarde se realizarán actividades programadas que se ajusten a las necesidades de los acogidos, a quienes se les facilitará la posibilidad de acudir a otros espacios de reinserción de la ciudad.

 

En este proyecto, Cáritas Diócesis de Cartagena ha invertido 216.000 euros para el acondicionamiento del local, que se encuentra próximo al comedor social “Jesús, maestro y pastor” y una de las tiendas de ropa de segunda mano “Óbolo” de esta institución católica. Se prevé un coste de mantenimiento anual de 143.000 euros, que serán sufragados por fondos propios de Cáritas, donaciones y por subvenciones públicas.