Carlos Francisco Delgado García se incorpora al presbiterio diocesano

“Has sido llamado a no juzgar, a no condenar, a perdonar y a dar testimonio de la misericordia de Dios y de la alegría, opuestas a la tristeza y a la desesperanza”. Así definía el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, el ministerio sacerdotal en la ordenación de Carlos Francisco Delgado García.

A las 19:00 horas de ayer domingo comenzaba la celebración en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Murcia. En presencia de familiares, amigos y fieles de otras parroquias, el presbiterio de la Diócesis de Cartagena daba la bienvenida a Carlos.

Mons. Lorca le indicó que la humildad debe ser la característica esencial de su ministerio: “es necesario que cuides y vivas la humildad ministerial, porque el camino del éxito en la evangelización pasa por la “humildad” y la pobreza bíblica, como actitud de abandono confiado y comprometido en las manos de Dios”. Le explicó, también, que el reto que se le presenta es “una gracia” y a la vez “una aventura difícil”: “La invitación de Dios no es a la comodidad, sino “al lío”, como diría el Papa Francisco”. Por este motivo le animó a salir al mundo con un “profundo deseo de cambiarlo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra”.

La primera misa de Carlos será esta tarde, a las 20:00 horas, en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Murcia.