Traslado de la celebración litúrgica de la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo al 25 de junio

El día 29 de junio, Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, cae este año en jueves, por este motivo, y con el fin de darle el realce que esta fiesta requiere, Mons. Lorca Planes ha decretado el traslado de la Celebración Litúrgica al domingo anterior, 25 de junio.

En la Solemnidad de San Pedro y San Pablo se resalta de una manera especial la comunión de todas las Iglesias con el Sucesor de Pedro, el Papa Francisco, y se hace de una doble manera:

1- Destacando esta comunión con el Papa en la homilía y pidiendo por el Santo Padre y su apostolado en la oración de los fieles.

2- Y con la colecta que ese día se realiza en todas las Iglesias y comunidades religiosas como ayuda que los fieles ofrecen al Santo Padre y como expresión de apoyo a las múltiples necesidades de la Iglesia Universal y a las obras de caridad a favor de los más necesitados. Esta colecta es lo que se llama Óbolo de San Pedro, una práctica muy antigua en la Iglesia, que tiene sus raíces en los Hechos de los Apóstoles, pero que va tomando fuerza a lo largo del medievo con la institución “Denarius Sancti Petri” (Limosna a San Pedro), que en el S. VIII se extendió por el mundo anglosajón, pero es en el año 1871 cuando el Papa Pío IX con la Encíclica “Saepe Venerabilis” regula esta colecta.