"Hoy volvemos a inaugurar el corazón del cristiano" - el obispo de Cartagena en la clausura del Año de la Fe Destacado

El obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, presidió el domingo la celebración diocesana de la clausura del Año de la Fe en la Catedral de Murcia. Acompañado por el Vicario General y Deán de la Catedral, varios vicarios episcopales, los rectores de los seminarios diocesanos y una veintena de sacerdotes, el Sr. Obispo dio las gracias a Dios por los frutos que este Año de la Fe ha dejado en la diócesis de Cartagena.

Mons. Lorca Planes remarcó su intención de que este acontecimiento se celebrara en todas las parroquias de la Diócesis para que así más gente pudiera participar de esta celebración especial.

Durante la homilía, el Sr. Obispo hizo un repaso por los acontecimientos más importantes de este Año de la Fe, que comenzó en nuestra Diócesis con la celebración de la entrega del Credo en la iglesia de Santa María de Gracia de Cartagena. Otra de las celebraciones importantes fue la proclamación del Credo, el pasado 21 de abril, en la plaza del Cardenal Belluga, "una solemne profesión de la fe a una sola voz y con un solo corazón".

El obispo de Cartagena agradeció al Vicario Episcopal para la Evangelización la preparación y difusión de la exposición "Memoria de la fe en la Iglesia de Cartagena"; una muestra que hace un recorrido por la historia de la Diócesis y que se expuso por primera vez en el Museo de San Miguel Arcángel de Mula, durante la misión popular que se realizó en este municipio del 24 de febrero al 10 de marzo; después pasó por el Palacio Episcopal, la parroquia de San Juan de Ávila de Murcia y durante este verano ha visitado diferentes parroquias del litoral murciano; para cerrar este Año de la Fe en la parroquia de Santa María de Gracia de Cartagena.

De una manera especial, el Sr. Obispo resaltó la caridad de los diocesanos en este tiempo de crisis, "se ha potenciado el ejercicio de la caridad de tantos voluntarios y fieles, que a través de las Cáritas parroquiales y de otras asociaciones eclesiales, están remediando el drama de hoy, evangelizando de una manera integral al hombre necesitado".

Mons. Lorca Planes animó a sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y laicos a seguir trabajando en la villa del Señor con esperanza, "nuestro corazón tiene que ser más grande para amar y entregarnos a los demás... clausuramos el Año de la Fe pero hoy volvemos a inaugurar el corazón del cristiano".

Panel de Noticias