El sacerdote Antonio Hernández recibirá este viernes el título de Hijo Predilecto de la Isla de La Palma Destacado

El rector del Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves recibirá esta distinción en una sesión plenaria solemne en la que la asociación que preside, Proyecto Hombre Canarias, también recibirá la Medalla de la Isla.

El sacerdote Antonio Hernández Hernández, rector del Real Santuario Insular de Nuestra Señora de las Nieves, recibirá este viernes el título de Hijo Predilecto de la Isla de La Palma. Esta distinción le será otorgada en el transcurso de una sesión plenaria extraordinaria y solemne que tendrá lugar en el Salón de Plenos del Cabildo Insular de La Palma a partir de las 17:00 horas, y en la que la fundación que él mismo dirige, CESICA - Proyecto Hombre Canarias, también recibirá la Medalla de la Isla.

Con la concesión de este título honorífico concluirá el proceso iniciado por orden del Pleno de la Corporación Insular de La Palma de 29 de octubre de 2015 por el que se aprobaba la propuesta de esta distinción para ‘el padre Antonio’.

Antonio Hernánez Hernánez nació el 15 de diciembre en 1942 en Fuencaliente, municipio donde ostenta el título de Hijo Predilecto. Estudió en el seminario de La Laguna, en Tenerife, y el 12 de junio de 1968 fue ordenado sacerdote en la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, en Los Llanos de Aridane, por el entonces obispo de la diócesis nivariense, Luis Franco Gascón. Apenas seis días después ofició su primera misa en la iglesia de San Antonio Abad, en su municipio natal: Fuencaliente.

Como joven cura de parroquia, vivió inmerso en los problemas de los barrios acercándose a los problemas de la juventud en los pueblos pequeños, con especial preocupación por el consumo de drogas. Para ‘el padre Antonio’ estos jóvenes eran su prioridad y acompañarles en el duro proceso de abandonar las drogas se convirtió en el motor de su actividad voluntaria.

Antonio Hernández estudió metodologías y técnicas para abordar el consumo de drogas, desplazándose a Roma, al CEIS Progetto Uomo, donde se formó como terapeuta en drogodependencias para posteriormente trabajar con el colectivo de toxicómanos en las Islas y terminando dicha formación en comunidades terapéuticas y centros de Proyecto Hombre Bilbao.

A su regreso a Canarias, y junto con las dos diócesis y Cáritas, dio forma a la idea de desarrollar el programa Proyecto Hombre Canarias, cuyo embrión fue en 1991 la creación del primer centro de acogida para personas drogodependientes en Santa Cruz de Tenerife y donde dos años después se empezaron a dar las primeras altas terapéuticas.

También en 1993 se abrió otro centro de acogida en Las Palmas de Gran Canaria, y a partir de ese momento, Proyecto Hombre Canarias empezó a crecer, hasta convertirse en lo que es hoy: un proyecto de referencia regional en el tratamiento de las adicciones y en programas de prevención.

En la Actualidad, Antonio Hernández ejerce de rector del Real Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves, patrona de la Isla de La Palma, y es presidente de la Fundación Canaria CESICA- Proyecto Hombre Canarias, cumpliendo 25 años de trabajo con las personas drogodependientes, apostando por el reciclaje profesional para adecuarse con más eficiencia y eficacia a las nuevas necesidades del colectivo, y promoviendo el voluntariado como herramienta fundamental de participación social.