“Salvar vidas nunca es un delito” Destacado

No se trata solo de migrantes es el lema de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2019. Este año se celebra con una novedad: la Santa Sede hacía público el pasado mes de noviembre la decisión de cambiar de enero al último domingo de septiembre la Jornada, respondiendo a la petición de varias Conferencias Episcopales. Este año será el día 29 de septiembre.

La fecha es distinta, pero el objetivo es el mismo: sensibilizar sobre la acogida a los migrantes y refugiados que «no son un peligro, sino una ayuda que nos enriquece», recuerdan los obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones en su mensaje para la Jornada. También reclaman en su escrito que se traten de erradicar y prevenir situaciones de vulnerabilidad o la desatención de los derechos humanos.

La Santa Sede ha dividido el lema en distintos subtemas: También se trata de nuestros miedos; También se trata de la caridad; También se trata de nuestra humanidad; Se trata de no excluir a nadie; Se trata de poner a los últimos en primer lugar; Se trata de poner a la persona en su totalidad, de todas las personas.

El Secretariado Diocesano de Migraciones ha acogido en lo que va de año 2019 a 273 personas de 20 nacionalidades distintas, en su mayoría menores de 34 años (260) y procedentes de Guinea Conakri (160). Por otro lado, se ha atendido mediante los distintos programas de integración a una media de 2.500 personas.

El director del Secretariado Diocesano de Migraciones, Gabriel Delgado, ha reconocido que “está siendo un año difícil, muy focalizado en el tema de los barcos de rescate. La presencia de la Iglesia y su compromiso ha quedado de manifiesto defendiendo el discurso de que salvar vidas nunca es un delito, sino un derecho y una obligación. A nosotros, como Iglesia, lo que más nos preocupa es ese tránsito de víctimas mortales. Evitar las muertes al fin y al cabo es una decisión política y salvar vidas debe ser algo prioritario ”.

Programa diocesano para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2019

En nuestra Diócesis de Cádiz y Ceuta, uno de los puntos migratorios más calientes del mundo, se han programado diferentes actividades para esta celebración. Además de la Eucaristía por la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que estará presidida por el obispo diocesano, Mons. Rafael Zornoza, el 29 de septiembre, a las 12.00 horas, en la Catedral de Cádiz, desde el 12 de septiembre se proyectará en distintos lugares de la diócesis el documental El Naufragio. 30 años de memoria sumergida. Continuando con lo audiovisual, se ha organizado, en la Fundación Centro Tierra de Todos, la exposición fotográfica Somos Migrantes (del 15 al 30 de septiembre), que pretende acerca la realidad de los migrantes durante sus largos viajes y nos invita a recordar que la migración está y ha estado presente en la vida de cada uno de nosotros y a defender que la libertad para salir de cualquier país es un derecho fundamental de todas las personas. Asimismo, se ha convocado un concurso de cortos, de dibujo y redacción.

Previamente a la celebración de la Jornada del Migrante y del Refugiado, el 27 de septiembre, a las 20.00 horas, se celebrará una Vigilia de Oración en la Playa de Los Lances, en Tarifa.

Por otro lado, el 13 y 14 de noviembre se celebrarán unas jornadas sobre la Pastoral de Migraciones a las que ha sido invitado el Rvdo. P. Fabio Baggio, Subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio de la Santa Sede para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. La Sección Migrantes y Refugiados, dirigida directamente por el propio Papa Francisco, anima a la Iglesia a acompañar a los migrantes, refugiados y a todos los que son víctimas de la trata de seres humanos.

El Secretariado Diocesano de Migraciones está valorando la posibilidad de un nuevo proyecto: acoger a algunas familias de migrantes con niños que han accedido a la ciudad de Ceuta. Para ello habría que adecuar un poco sus instalaciones de acogida. Asimismo, es necesario contar un programa que contemple recursos para ofrecer una propuesta de atención integral de estas personas. Por ello, se propone a las parroquias, comunidades, grupos y fieles cristianos que quieran apoyar esta iniciativa, la posibilidad de aportar algún tipo de colaboración económica a través de una colecta extraordinaria en el Día de las Migraciones o a través de los medios que consideren más adecuados.

Los ingresos se pueden realizar en la siguiente cuenta del Secretariado de Migraciones: ES91 2100 8592 3102 0003 9951