“La inmigración sigue golpeando nuestra costa estimulando nuestra caridad cristiana, y provocando una gran indignación”

Con motivo de la II Jornada Mundial de los Pobres, que la Iglesia Católica celebra el próximo domingo 18 de noviembre, el Obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. D. Rafael Zornoza Boy, ha dirigido un mensaje a los fieles de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, en el que centra su mirada en los inmigrantes, los más pobres entre los pobres y cuyo drama se ha hecho visible estos días, en nuestras costas, con su cara más amarga.

El Obispo de Cádiz y Ceuta ha mostrado el dolor de la comunidad cristiana por sucesos como el último naufragio de Los Caños que se ha cobrado tantas vidas. El prelado ha calificado de “situación de desesperanza y dolor inigualable” esta realidad “que deja a su paso un reguero de lágrimas y de muertos”.

En su mensaje el obispo destaca cómo “el drama de la inmigración sigue golpeando nuestra costa, estimulando nuestra caridad cristiana, pero sigue también provocando una gran indignación, angustia y dolor” y subraya cómo los fieles no podemos acostumbrarnos a esta terrible situación.

En el mensaje, agradece el trabajo del Secretariado Diocesano de Migraciones y las diferentes Cáritas y ONGs, que trabajan con las personas que llegan sin nada a nuestras costas; una labor que, en momentos como los actuales y el pasado verano, fue el asidero vital de miles de personas. Mons. Rafael Zornoza anima, además, a la comunidad cristiana a ayudar a estos emigrantes: “Ayudemos especialmente a estos inmigrantes tan abruptamente llegados, compartamos nuestros bienes y nuestro tiempo, ofrezcamos un consuelo reparador para sus heridas, oremos por los difuntos, enterremos a sus muertos”.

El prelado anima a quienes tienen en su mano posibilidades para paliar esta situación. “Dialogar en los foros políticos y sociales, y actuar. Es urgente, no obstante, que se tomen las decisiones políticas necesarias que resuelvan este problema que afecta a todos y determina el presente y futuro de la sociedad”.

La jornada mundial de los pobres

La jornada mundial de los pobres fue instituida por el Papa Francisco al finalizar el Año de la Misericordia en su carta “Misericordia et Misera”. En esta segunda Jornada, el Papa ha puesto el foco en a “hacer un serio examen de conciencia para darnos cuenta si realmente hemos sido capaces de escuchar a los pobres”.

En esta línea la Conferencia Episcopal Española ha querido resaltar además esta jornada ofreciendo, además de los subsidios pastorales, mensajes y ayudas, recursos para redes sociales en https://www.conferenciaepiscopal.es/18-noviembre-ii-jornada-mundial-los-pobres-2018/ .