“Cristo os llama para que le entreguéis la vida” Destacado

En la tarde del 1 de julio, en la S.A.I. Catedral de Cádiz, Juan Carlos Ruiz y Gabriel Mourente, seminaristas del Seminario Conciliar San Bartolomé, y Antonio Pablo Jiménez, del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater, fueron ordenados diáconos y presbítero, respectivamente.

De esta manera, asumieron el compromiso de servir a la Iglesia y al pueblo de Dios, con la peculiaridad de que Antonio Pablo se convierte en el primer sacerdote que se ordena del Seminario Redemptoris Mater.

Mons. Rafael Zornoza presidió una ceremonia en la que tanto los nuevos diáconos, como el nuevo presbítero, estuvieron arropados por muchísimos fieles, familiares y sacerdotes, que abarrotaron el primer templo diocesano.

Durante la celebración, el obispo de Cádiz y Ceuta, se dirigió a los ordenandos afirmando que “quien os ha llamado es Jesucristo, el servidor fiel que nos descubre el amor de Dios. El Señor mismo sigue siendo diácono para toda nuestra vida”.

En cuanto a la misión que tendrán a partir de ahora, el obispo diocesano aseguró que “vuestra misión es hacer presente a Jesús en el tiempo de la Iglesia. Dios os ha llamado a un servicio de amor. Dad a todos esa palabra de Dios que vosotros habéis recibido con alegría. Anunciad el valor de la vida, porque la predicación debe llevar al extraviado a la conversión. Para ser profetas primero hemos de escuchar, ser oyentes de la palabra. Que vuestra predicación llegue al corazón”.

Por último, refiriéndose al compromiso que estaban adquiriendo, Mons. Zornoza afirmó que “os comprometéis a vivir desprendidos de vuestros bienes materiales y vuestros afectos personales, incluso de vuestra libertad. La vida sacerdotal es Eucaristía, y ésta nos capacita a ofrecer la vida como culto agradable a Dios, en la medida en la que morimos y resucitamos con Él. Sed siempre misericordiosos, pero lejos de tópicos y de la demagogia fácil”.