Noticias de la Diócesis de Cádiz y Ceuta Oficina de Información de los Obispos del Sur de España http://odisur.es Tue, 11 Dec 2018 07:04:39 +0000 Joomla! 1.5 - Open Source Content Management es-es Vigilia de la Inmaculada 2018 http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47477-vigilia-de-la-inmaculada-2018.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47477-vigilia-de-la-inmaculada-2018.html

El obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. D. Rafael Zornoza Boy preside esta tarde, viernes día 7 de diciembre, a las 20:30 horas, en la Parroquia de San José Artesanode la localidad de San Fernando, la Vigilia de la Inmaculada.

En ella tendrán una participación especial los jóvenes y niños que acuden a las actividades de la Delegación Diocesana de Juventud y Grupos Quercus. Con ellos se compartirán testimonios y oración.

Tras la celebración de la Santa Misa tendrán además un rato de convivencia

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Fri, 07 Dec 2018 13:36:46 +0000
Concierto benéfico de villancicos a favor de Cáritas Diocesana http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47361-concierto-benéfico-de-villancicos-a-favor-de-cáritas-diocesana.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47361-concierto-benéfico-de-villancicos-a-favor-de-cáritas-diocesana.html Concierto benéfico de villancicos a favor de Cáritas Diocesana

Con motivo de la campaña de Navidad, Cáritas Diocesana de Cádiz organiza el próximo sábado 15 de diciembre, a las 18.30 horas, en el Colegio de las Esclavas (Avda. de Andalucía, 50) de Cádiz, un recital de villancicos populares a cargo del Coro Gadiro.

El precio de la entrada para los adultos es de 5 euros y se pueden adquirir en la sede de Cáritas Diocesana de Cádiz (c/ Sagasta, 56), en horario de lunes a viernes de 9.00 a 13.00 horas. Para aquellos que no puedan asistir pero quieran colaborar con Cáritas se ha habilitado la posibilidad de optar por la FILA 0 que permite adquirir una entrada sin asistir al recital. En la cuenta ES98 2103-4000-67-3300000639 se ingresará la aportación a partir de 5 euros.

Con objeto de motivar la asistencia, en el transcurso del recital tendrá lugar el sorteo de una cesta de productos navideños donados para tal fin y un balón de futbol firmado por los jugadores del Cádiz CF.

Con esta actividad solidaria, Cáritas Diocesana de Cádiz, hace un llamamiento a personas y entidades para que se sumen a la labor de Cáritas y así poder aumentar los fondos que le permitan mantener su obra social a favor de personas y familias en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social.

En esta NAVIDAD, sé parte de Cáritas. En esta NAVIDAD, sé parte del compromiso contra la pobreza.

Más información 956 21 48 85 - 956 21 20 80

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Fri, 30 Nov 2018 14:02:48 +0000
El Centro Madre Teresa cumple un año al servicio de las personas sin hogar http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47303-el-centro-madre-teresa-cumple-un-año-al-servicio-de-las-personas-sin-hogar.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47303-el-centro-madre-teresa-cumple-un-año-al-servicio-de-las-personas-sin-hogar.html El Centro Madre Teresa cumple un año al servicio de las personas sin hogar

Con una jornada de puertas abiertas, Cáritas Diocesana de Cádiz celebra hoy el primer aniversario de la bendición e inauguración del Centro Madre Teresa y del proyecto Luz y Sal para Personas sin Hogar en San Fernando.

A lo largo del día, los participantes en el proyecto, acompañados de voluntarios y técnicos, ofrecen a los asistentes el fruto de su trabajo en el año transcurrido. Durante el año 2018, 15 personas sin hogar han tenido la oportunidad de iniciar procesos de integración y que en un 55% han logrado con éxito cubrir los objetivos planteados y que les ha permitido mejorar su situación personal.

El proyecto Luz y Sal se entiende en Cáritas Diocesana como un recurso socio educativo de acompañamiento individualizado para la recuperación personal de personas sin hogar, con el objetivo de conseguir la reinserción social y familiar, mediante la realización de actividades de ocio y tiempo libre, relación con la comunidad y el entorno y el desarrollo personal. Queremos destacar que este proyecto incorpora la participación de la mujer, ya que entendemos que las mujeres en situación de calle son doblemente vulnerables.

El proyecto cuenta con una planificación anual de actividades que se divide en cuatro ámbitos de trabajo:

1. Ámbito de desarrollo personal que cuenta con talleres de autoestima, gestión emocional, grupo de autoayuda…

2. Ámbito socioeducativo que incorpora talleres de destrezas manuales (papel reciclado, cocina, textil…), apoyo al aprendizaje (inglés y alfabetización), taller de lectura, taller de educación para la salud y taller para la autonomía personal.

3. Ámbito cultural ocio y tiempo libre que está compuesto por visitas culturales a espacios normalizados (museos, exposiciones, cine…), contacto con la naturaleza (Parque Natural de la Bahía de Cádiz…).

4. Ámbito espiritual.

El equipo humano que forma el proyecto está compuesto por dos técnicos (trabajadora social y educadora social), 5 voluntarios que acompañan a las personas sin hogar desde una vocación de servicio y desde la determinación de ayudarles a dejar la calle y, por último, el capellán del centro P. Rafael Pinto, párroco del Santo Cristo que acompaña en el ámbito espiritual.

El centro Madre Teresa cuenta con un Consejo de Centro formado por la Directora de Cáritas Diocesana de Cádiz, el capellán, agentes voluntarios y contratados y un participante del proyecto Luz y Sal. Su función principal es velar por la calidad de la atención y servicio prestado y la mejora continua.

Este proyecto se lleva a cabo gracias a la aportación de fondos de Cáritas Diocesana de Cádiz y con la cofinanciación de la Junta de Andalucía a través de la asignación tributaria del IRPF y la Diputación de Cádiz. Igualmente, para apoyar el trabajo de continuidad realizado en el proyecto Luz y Sal, Cáritas Diocesana de Cádiz estableció un acuerdo de colaboración con la Sociedad San Vicente de Paul que pone a disposición del proyecto su Casa Hogar “Federico Ozanam” de San Fernando.

Tras un año de vida, queremos agradecer de corazón, a todos los que lo han hecho posible, su colaboración y confianza para que podamos contribuir, entre todos, a acabar con el sinhogarismo.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Wed, 28 Nov 2018 14:21:13 +0000
Cáritas celebra eucaristías dedicadas a las Personas sin Hogar http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47285-cáritas-celebra-eucaristías-dedicadas-a-las-personas-sin-hogar.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47285-cáritas-celebra-eucaristías-dedicadas-a-las-personas-sin-hogar.html Cáritas celebra eucaristías dedicadas a las Personas sin Hogar

Con motivo de la celebración, el domingo 25 de noviembre, del Día de las Personas sin Hogar, se han celebrado en diferentes parroquias de la Diócesis eucaristías dedicadas y en solidaridad con la realidad del sinhogarismo.

En concreto, en Chiclana el equipo de voluntarios, participantes y técnicos del Servicio de Atención Social, animaron la celebración en la parroquia de San Sebastián. Por su parte, en San Fernando miembros de los proyectos existentes en esa localidad (Servicio de Atención Social y Luz y Sal) se hicieron presente en la parroquia del Santo Cristo. En Algeciras, la celebración tuvo lugar en la parroquia de San Miguel Arcángel.

Por último, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana, P. Alfonso Gutiérrez, acompañado por el P. Fernando Campos, vicario general de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, presidieron una eucaristía en la parroquia de San José centrada en la jornada de las personas sin hogar. En esta eucaristía participaron voluntarios de diferentes equipos de Cáritas en las parroquias del arciprestazgo, así como voluntarios, participantes y técnicos del programa diocesano de Personas sin Hogar. Al termino de la celebración, la directora diocesana de Cáritas María del Mar Manuz, leyó el manifiesto elaborado para el Día de las Personas sin Hogar y que contiene el mensaje de la campaña presente en todas las Cáritas Diocesanas de nuestro país.

ENLACE AL MANIFIESTO

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Tue, 27 Nov 2018 13:39:48 +0000
Actividades del Día de las Personas sin Hogar http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47228-actividades-del-día-de-las-personas-sin-hogar.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47228-actividades-del-día-de-las-personas-sin-hogar.html Actividades del Día de las Personas sin Hogar

Con motivo de la celebración de la campaña de Personas sin Hogar el domingo 25 de noviembre, Cáritas Diocesana continúa celebrando diferentes actividades de animación y sensibilización. En esta ocasión, somos invitados a participar en la celebración de una Eucaristía dedicada a las personas sin hogar que tendrá lugar el lunes 26 de noviembre, en la parroquia de San José de Cádiz, a las 19.00 horas.

Igualmente, el miércoles 28 de noviembre, en el Centro Madre Teresa, donde se ubica el Proyecto Luz y Sal para personas sin hogar, en San Fernando, tendrá lugar una Jornada de Puertas Abiertas donde se dará a conocer la labor socioeducativa que este proyecto desarrolla. Esta jornada se celebra para conmemorar el primer aniversario de la bendición e inauguración del centro por parte de Monseñor Rafael Zornoza, obispo de Cádiz y Ceuta. El Centro Madre Teresa se encuentra en la calle Clara Campoamor s/n en San Fernando y el horario de la jornada es de 10.00 a 13.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas.

Todas las personas interesadas pueden participar en ambas actividades.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Fri, 23 Nov 2018 13:58:28 +0000
Cáritas reclama voluntad política y voluntad común para erradicar el sinhogarismo http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47186-cáritas-reclama-voluntad-política-y-voluntad-común-para-erradicar-el-sinhogarismo.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47186-cáritas-reclama-voluntad-política-y-voluntad-común-para-erradicar-el-sinhogarismo.html Cáritas reclama voluntad política y voluntad común para erradicar el sinhogarismo

Acabar con el sinhogarismo es posible, es imprescindible y es urgente. Con este triple objetivo, las entidades sociales que promueven el Día de las Personas Sin Hogar 2018, que se celebra el 25 de noviembre, quieren decir basta a las situaciones de vulneración de derechos, de invisibilidad, de sufrimiento, de vivir en la calle, de inseguridad, de agresiones, de no poder acceder a una vivienda y, en definitiva, de no tener hogar que afectan a unas 40.000 personas en España.

Bajo el lema “¿Y tú qué dices? Di basta. Nadie Sin Hogar”, las organizaciones promotoras de la jornada —Cáritas, Faciam (Federación de Asociaciones y Centros de Ayuda a Marginados), XaPSLL (Xarxa d'Atenció a Persones Sense Llar) y besteBI (Plataforma por la Exclusión Residencial y a favor de las Personas Sin Hogar)— urgen a toda la sociedad, a las Administraciones públicas y a cada ciudadano a poner un límite a situaciones tan dolorosas y a transformar unas políticas públicas que no favorecen el acceso y ejercicio de sus derechos humanos a las personas que carecen de vivienda.

Además de ver negado su derecho a una vivienda, las personas sin hogar, al carecer de empadronamiento, ven vulnerado su derecho a la salud, a la protección social y al ejercicio de muchos de sus derechos ciudadanos, como es el voto.

Algunos datos
Son numerosos los datos de lo que las entidades convocantes califican como “descarte social” que constatan que “como sociedad no estamos avanzando en igualdad ni en el bien común, y que este no es el camino por el debemos transitar”.

·Según el “Tercer Informe de Exclusión Residencial en Europa” elaborado por FEANTSA y la Fundación Abbé Pierre, un total de 11 millones de hogares europeos carecen de un alojamiento adecuado y viven en la calle, en recursos sociales o alojados en casas de terceros. En toda Europa el fenómeno del sinhogarismo aumenta, incluso en países que están experimentando un fuerte crecimiento económico, como Alemania. Sólo dos países europeos, Finlandia y Noruega, han experimentado una reducción del número de personas sin hogar.

·En España, la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2012 refiere que son 22.938 el número de personas en situación de sin hogar. La Estrategia Nacional Integral para Personas Sin Hogar 2015-2020 hace un intento por aproximar una cifra más adecuada a la realidad, al estimar que la cifra de personas en situación de sin hogar es de 33.275 personas.

·En lo que se refiere a los datos de atención y acompañamiento, se estima en aproximadamente 40.000 el número de personas en situación de sin hogar acompañadas por Cáritas en España. En nuestra Diócesis, Cáritas Diocesana, a través de sus servicios de atención a personas sin hogar, acompañó a 1109 personas sin hogar de las cuáles 112 mejoraron de forma significativa su situación dejando, con la colaboración de otras entidades públicas y privadas, de vivir en la calle.

·Un promedio de 16.437 personas ingresó en centros de acogida de emergencia por día en 2016 en España, un aumento del 20.5% respecto a 2014 (INE, 2016).

·Según el reciente informe de la Fundación FOESSA “Análisis y Perspectivas 2018”, en los últimos años la situación de exclusión en la dimensión de vivienda se reduce un 19% con respecto a los datos de 2013, alcanzando a un 23,7% de la población, cifra similar a la registrada en el periodo anterior a la crisis. 6 de cada 10 personas en exclusión se encuentran por primera vez afectadas en la dimensión de la vivienda.

·Según cifras del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), durante 2017 se han llevado a cabo en España 100 desahucios al día por impago de alquiler. O sea, cada hora cuatro familias se han quedado en la calle.

·España es uno de los países europeos con menor porcentaje de vivienda pública y social (VPO). El propio Ministerio de Fomento reconoce también esta escasez de promoción de la vivienda social en la elaboración de la Agenda Urbana Española, en el marco del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030.

·El último censo de vivienda del INE de 2011 recoge 3.443.365 viviendas vacías. De ellas, 13.504 son viviendas protegidas de las Administraciones Públicas.

·El presupuesto total destinado a vivienda se ha recortado un 75% en los últimos 8 años.

Propuestas para erradicar el sinhogarismo
Junto a la diagnosis sobre la dimensión del problema, las organizaciones reclaman la puesta en marcha de políticas públicas que permitan acabar con este escándalo. Para ello, insisten en recordar que el acceso a una vivienda adecuada no es privilegio, sino un derecho humano.

Con relación a la política pública de vivienda, la Campaña ponen el foco en seis ejes:

·ampliar el parque de vivienda de alquiler social;

·impulsar la vivienda social como equipamiento público y promocionar el uso de las viviendas vacías;

·regular el mercado de alquiler;

·establecer la Mesa de Coordinación Intersectorial de la Estrategia Nacional de Promoción de la Vivienda;

·crear una tipología de vivienda social específica para personas en situación de sin hogar;

·y estimular la participación de las personas en situación de exclusión residencial en el diseño, seguimiento y evaluación de las estrategias de vivienda basadas en derechos humanos.

Otro aspecto estratégico en la solución de los problemas de sinhogarismo es el de la prevención, de manera que sea posible anticiparse a la pérdida del hogar y a las situaciones de calle. Para ello, las entidades subrayan la necesidad de trabajar en la prevención de desahucios, en la intervención temprana en situaciones de ruptura familiar, o en asegurar el alojamiento tras la salida de una institución.

Junto a ello, la puesta en marcha de un sistema de garantía de ingresos mínimos y suficientes supondría una medida eficaz para luchar contra la pobreza en general y, muy especialmente, para proteger a las personas en situación de grave exclusión, como es el caso de las personas sin hogar.

Una mirada de género
Este año, la celebración, el 25 de noviembre, del Día de las Personas en Situación de Sin Hogar coincide con la de del Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por esa razón, la Campaña quiere visibilizar la realidad de las mujeres en situación de sin hogar, a menudo invisible y desconocida, y que en muchos casos sufren situaciones de mayor vulnerabilidad que los hombres debido a la falta de adecuación de los servicios a su realidad.

Además, las entidades convocantes subrayan que, entre las razones que llevarían a las mujeres a adoptar estas formas de sinhogarismo encubierto, está el hecho de que dormir en la calle entraña mayor peligro y un mayor estigma social para ellas. Numerosos estudios recogen el mayor riesgo de las mujeres de sufrir abuso sexual y otro tipo de agresiones cuando pernoctan en la calle y muestran también que las mujeres padecen un mayor deterioro de sus condiciones físicas y mentales cuando se encuentran en una situación de calle.

Estos condicionantes de género determinan que las mujeres recurran, como una estrategia de seguridad personal y de autoprotección, a formas de sinhogarismo poco visibles, tratando de pasar desapercibidas incluso cuando se encuentran ya en una situación de calle.

Papel de los medios de comunicación
Como cada año, la Campaña interpela también a la ciudadanía y a los medios de comunicación, para involucrarse en la erradicación de este problema.

A la ciudadanía, las organizaciones invitan a mirar a las personas sin hogar con las que cada día nos cruzamos, entendiendo su situación como una vulneración de derechos humanos.

Y a los medios de comunicación, proponiéndoles una información más cercana a la realidad de las personas en situación de sin hogar, alejada de miradas estereotipadas o sensacionalistas y que incorpore la vulneración de derechos a la narrativa comunicativa.

MATERIALES DE LA CAMPAÑA

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Wed, 21 Nov 2018 15:25:15 +0000
"Es posible salir de la calle y recuperar una vida digna" http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47119-es-posible-salir-de-la-calle-y-recuperar-una-vida-digna.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47119-es-posible-salir-de-la-calle-y-recuperar-una-vida-digna.html

Con motivo de la celebración del Día de las Personas sin Hogar, el próximo domingo 25 de noviembre, Caritas Diocesana de Cádiz ha organizado el martes, 20 de noviembre, a las 18.30 horas, en los salones parroquiales del Santo Cristo de San Fernando, una MESA DE EXPERIENCIAS bajo el título Y tú ¿qué dices?: De la exclusión a la esperanza.

En ella, participantes de los proyectos de personas sin hogar de Caritas, voluntarios y profesionales explicarán el trabajo que Cáritas Diocesana de Cádiz desarrolla en materia de personas sin hogar y cómo es posible, si ponemos las medidas necesarias, salir de la calle y recuperar una vida en dignidad.

En la mesa de experiencias participarán: Dª Blanca Esther García (Cáritas Diocesana de Cádiz), D. Francisco Holgado (Sociedad San Vicente de Paúl), Dª Carmen Torres (Cáritas Diocesana de Jerez), D. José Antonio Gutiérrez (Centro El Salvador - Jerez), D. Luis Andrade (Proyecto Luz y Sal - San Fernando) y D. Manuel Tapia (Proyecto Luz y Sal - San Fernando), moderando la mesa P. Rafael Pinto (Capellán Centro Madre Teresa).

A la mesa de experiencias están invitadas todas las personas que lo deseen.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Mon, 19 Nov 2018 14:11:56 +0000
“La inmigración sigue golpeando nuestra costa estimulando nuestra caridad cristiana, y provocando una gran indignación” http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47101-“la-inmigración-sigue-golpeando-nuestra-costa-estimulando-nuestra-caridad-cristiana-y-provocando-una-gran-indignación”.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47101-“la-inmigración-sigue-golpeando-nuestra-costa-estimulando-nuestra-caridad-cristiana-y-provocando-una-gran-indignación”.html

Con motivo de la II Jornada Mundial de los Pobres, que la Iglesia Católica celebra el próximo domingo 18 de noviembre, el Obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. D. Rafael Zornoza Boy, ha dirigido un mensaje a los fieles de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, en el que centra su mirada en los inmigrantes, los más pobres entre los pobres y cuyo drama se ha hecho visible estos días, en nuestras costas, con su cara más amarga.

El Obispo de Cádiz y Ceuta ha mostrado el dolor de la comunidad cristiana por sucesos como el último naufragio de Los Caños que se ha cobrado tantas vidas. El prelado ha calificado de “situación de desesperanza y dolor inigualable” esta realidad “que deja a su paso un reguero de lágrimas y de muertos”.

En su mensaje el obispo destaca cómo “el drama de la inmigración sigue golpeando nuestra costa, estimulando nuestra caridad cristiana, pero sigue también provocando una gran indignación, angustia y dolor” y subraya cómo los fieles no podemos acostumbrarnos a esta terrible situación.

En el mensaje, agradece el trabajo del Secretariado Diocesano de Migraciones y las diferentes Cáritas y ONGs, que trabajan con las personas que llegan sin nada a nuestras costas; una labor que, en momentos como los actuales y el pasado verano, fue el asidero vital de miles de personas. Mons. Rafael Zornoza anima, además, a la comunidad cristiana a ayudar a estos emigrantes: “Ayudemos especialmente a estos inmigrantes tan abruptamente llegados, compartamos nuestros bienes y nuestro tiempo, ofrezcamos un consuelo reparador para sus heridas, oremos por los difuntos, enterremos a sus muertos”.

El prelado anima a quienes tienen en su mano posibilidades para paliar esta situación. “Dialogar en los foros políticos y sociales, y actuar. Es urgente, no obstante, que se tomen las decisiones políticas necesarias que resuelvan este problema que afecta a todos y determina el presente y futuro de la sociedad”.

La jornada mundial de los pobres

La jornada mundial de los pobres fue instituida por el Papa Francisco al finalizar el Año de la Misericordia en su carta “Misericordia et Misera”. En esta segunda Jornada, el Papa ha puesto el foco en a “hacer un serio examen de conciencia para darnos cuenta si realmente hemos sido capaces de escuchar a los pobres”.

En esta línea la Conferencia Episcopal Española ha querido resaltar además esta jornada ofreciendo, además de los subsidios pastorales, mensajes y ayudas, recursos para redes sociales en https://www.conferenciaepiscopal.es/18-noviembre-ii-jornada-mundial-los-pobres-2018/ .

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Fri, 16 Nov 2018 13:35:32 +0000
"La Frontera Sur está de luto" http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47053-la-frontera-sur-está-de-luto.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/47053-la-frontera-sur-está-de-luto.html

El pasado 1 de Noviembre fue un triste aniversario para nuestra Frontera Sur. Tal día como este, hace treinta años, el mar arrojó el cadáver del que se considera el primer migrante muerto en nuestras costas, un joven marroquí de 23 años.


Desde esa primera muerte se estima que alrededor de 7.000 personas han perdido la vida en el Estrecho en el intento de llegar a nuestro país.
Según la OIM - Organización Internacional para la Migraciones -, dependiente de las Naciones Unidas, en este 2018 han muerto en el mundo 3.180 migrantes. En el Mediterráneo han perdido la vida 2.040 personas intentando llegar a Europa y, de ellas, 617 han muerto mientras intentaban alcanzar las costas españolas.
Después de tres décadas el drama continúa. Las noticias de esta pasada semana son terribles:
□ Lunes, 5 de noviembre, tragedia en Los Caños : "19 migrantes fallecidos rescatados en Los Caños-Cádiz y siguen buscando más cadáveres, porque hay muchos desaparecidos".
□ Martes, 6 de noviembre, tragedia en la costa de Melilla: "Otros 13 migrantes muertos en la tragedia de las costas de Melilla".
□ Miércoles, 10 de noviembre, tragedia en Málaga: "Arriba una patera con dos migrantes fallecidos a la costa de Velez-Málaga".
Se repite, un día y otro, este espeluznante desastre en que tantos jóvenes están perdiendo la vida y enterrando sus sueños en medio de las aguas del Mediterráneo.
En la Frontera Sur, una vez más, estamos de luto. Una y otra orilla lloramos a estos jóvenes fallecidos. Estas trágicas muertes nos llenan de dolor y de angustia y nos sobrecogen el corazón.
Nos unimos al sufrimiento de sus familiares y de sus compañeros de viaje que han podido salvarse y elevamos una oración al Dios de la vida y de la paz para que les otorgue el descanso eterno.
Estamos ante un drama humano que pone ante nuestros ojos la situación tan desesperada que viven miles de inmigrantes y, al mismo tiempo, el fracaso más absoluto de las políticas migratorias de España y de la Unión Europea para abordar este fenómeno. Unas políticas que ni impiden que vengan, ni impiden que mueran. Es una vergüenza y clama al cielo, que después de treinta años sigamos lamentando estas muertes en el Estrecho.
Es urgente que los ciudadanos reclamemos de nuestros gobernantes otra política migratoria que sea respetuosa con los derechos humanos y que facilite vías seguras y legales para ordenar de manera digna los flujos migratorios en esta Frontera Sur. Solamente si se articula una política que promueva VÍAS SEGURAS y VÍAS LEGALES se van a frenar las tragedias y las muertes en el mar y en las fronteras terrestres.
Reclamemos en todos los foros y en todas las plazas, una y otra vez, que se promuevan VIAS SEGURAS y VIAS LEGALES.
Finalmente, recordamos las palabras del Papa Francisco ante el Parlamento Europeo en noviembre de 2014: “No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio. En las barcazas que llegan cotidianamente a las costas europeas hay hombres y mujeres que necesitan nuestra acogida y ayuda”.
Amigos, comienza nuestro tiempo de silencio, de denuncia, de reflexión y de oración.
CÍRCULOS DE SILENCIO de Algeciras, Arriate, Barbate, Cádiz, Ceuta, Conil, Málaga, Melilla, Tarifa, Tánger y Tetuán.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Wed, 14 Nov 2018 12:53:02 +0000
"Los nuevos estatutos de Cáritas nos devuelven a la esencia de la organización" http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/46976-los-nuevos-estatutos-de-cáritas-nos-devuelven-a-la-esencia-de-la-organización.html http://odisur.es/noticias/cadiz-y-ceuta/item/46976-los-nuevos-estatutos-de-cáritas-nos-devuelven-a-la-esencia-de-la-organización.html

Cáritas diocesana es el brazo de la acción caritativa de la Iglesia, una realidad conocida y valorada en la sociedad que, sin embargo, ha sufrido también las consecuencias de una crisis económica que hizo que aumentaran las personas que acuden a ella, mucha de las cuales siguen saliendo adelante hoy día con el apoyo de la entidad diocesana. Maria del Mar Manuz conoce a fondo esta realidad, voluntaria de Cáritas desde hace muchos año, desde 2016 sirve a la Iglesia como directora de la Cáritas diocesana de Cádiz. Como ella destaca en esta entrevista la labor de Cáritas es “evangelio en acción” y por ello, todos en la Iglesia tenemos el deber de apoyar, ayudar y colaborar dentro de nuestras posibilidades con este corazón misericordioso de la Iglesia.


¿Cómo definiríamos Cáritas y su misión en el mundo para aquellos que aún no la conocen?
Cáritas es el hombro que la Iglesia arrima al mundo para trabajar por la paz. La paz es principalmente la realización del bien común, alcanzar un orden de vida en el que las necesidades justas del prójimo se sientan como propias, porque todo hombre y todo grupo humano están llamados a crecer y moralmente no es posible crecer si nos desentendemos de los que tienen peores condiciones, o debilidades, o dificultades.
Cáritas puede definirse también por su visión. Es un ojo que busca ver con profundidad, más allá de las apariencias de bienestar material de nuestra sociedad, adentrándose en periferias que crea el propio hombre.
Espiritualmente, podemos definirla como un corazón, o más exactamente, como un impulso del corazón de Dios. Porque Cáritas significa Amor, y Dios es Amor.
Para los más prácticos, podría decir que Cáritas es una entidad sin ánimo de lucro, formada principalmente por laicos católicos comprometidos de forma voluntaria en el servicio a los más pobres entre los pobres. Es evangelio en acción y por esto es una parte muy valiosa para la comunidad cristiana, pero también para el capital ético de la sociedad civil, aunque su aportación no responde a una ideología política, ni a motivaciones económicas, ni a intereses profesionales. Su aportación es vocacional, con un claro sentido religioso.
Hemos cumplido un año desde que se aprobó el nuevo estatuto de Cáritas diocesana de Cádiz ¿qué ha aportado este nuevo estatuto?
Claridad, identidad, autoexigencia, participación, transparencia, coherencia y reglas que promueven la unidad, en lugar de la fragmentación.
Para cualquier organización un estatuto es la regulación de las cuestiones básicas que rigen su existencia: cuáles son sus principios, quiénes son sus miembros, qué misión tiene, de qué formas y medios puede valerse para cumplirla, cómo se gobierna, etc..
El estatuto nuevo ha venido a actualizar esta regulación básica respondiendo a exigencias que el anterior estatuto no contemplaba y que, sin embargo, convenía considerar. Estas exigencias son de orden externo (derivadas fundamentalmente de leyes surgidas en estos últimos años), y también de orden interno (por ejemplo, el estatuto anterior no hacía mención al voluntariado, ni al uso del nombre y la imagen de Cáritas, etc…).
Pero lo más importante del nuevo estatuto es la ocasión que brinda para fortalecer internamente a Cáritas a partir de principios eclesiales y de una voluntad muy clara de fomentar la participación, la corresponsabilidad, la eficacia, la unidad, el control y el seguimiento de su obra social.
Por ejemplo, al impulso de este nuevo estatuto Cáritas ha podido constituir un nuevo consejo diocesano, que hacía más de doce años que no se convocaba. Esto sin duda es un avance importante de participación y un signo positivo de salud institucional por el que todos podemos alegrarnos, aunque suponga un plus de trabajo y de servicio.

El pasado mes de octubre Cáritas celebró su asamblea diocesana y estableció sus prioridades para los próximos años ¿qué destacarías de esta Asamblea?
La asamblea no es un órgano de gobierno en nuestra Cáritas Diocesana. Los órganos de gobierno son la Dirección y el Consejo Diocesano, bajo la Dirección jerárquica de la entidad, que la forman el Obispo, como Presidente, y su Delegado episcopal.
Las prioridades han sido formuladas por el Consejo diocesano, que es un órgano de amplia representación, con presbíteros de todas las zonas pastorales y laicos voluntarios de los distintos arciprestazgos. Además, antes de someterse a la deliberación de la asamblea, el documento de prioridades ha sido abierto al trabajo y la valoración de todos los equipos de la red parroquial de Cáritas.
Este camino de reflexión, guiado por nuestro Obispo, ha dado como resultado una estrategia que nos devuelve a la esencia de Cáritas, porque nos recuerda cuestiones muy elementales en nuestra lucha contra el abuso y el sufrimiento de los más débiles. Y para no quedarnos en declaración de principios abstractos, las líneas que nos proponemos descienden también a orientaciones muy concretas sobre la forma en que desarrollamos nuestro servicio. Esto es muy necesario, porque Cáritas no se construye ni se mide sólo por sus fines, sino también por los medios que utiliza para alcanzarlos y por cómo los emplea.
En cuanto a lo que destacaría, en negativo subrayaría la baja participación de sacerdotes. La asamblea diocesana de Cáritas es un acto relevante que se celebra cada tres años. Como tal, se halla señalada en el calendario diocesano y ha sido convocada formalmente con tres meses de antelación. Semanas antes además, nuestro Delegado episcopal animó a la participación reiterando la invitación en una carta personal.
Conozco y valoro la diversidad e intensidad de la labor sacerdotal, pero la fría realidad de este hecho de inasistencia me preocupa y creo que merece una serena reflexión crítica, porque la responsabilidad y participación activa del párroco en el servicio de la caridad es esencial.
En positivo, destacaría el interés y las ganas de los asistentes, la disposición abierta de todos los que han participado. Ser parte de Cáritas es un compromiso que toca de lleno la vida y el corazón. Personalmente viví todo con honda emoción y creo que todos salimos fortalecidos de este aprendizaje continuo. Así me lo expresaron muchos voluntarios al terminar el acto y en los días siguientes, por teléfono, correo, whatsapp… Como voluntaria, de ese día me inspiran muchos detalles, por ejemplo la definición que dio uno de nuestros ponentes invitados sobre la pobreza: “pobreza es cuando uno ha perdido la capacidad de soñarse”.

Desde hace unos años, Cáritas ha apostado por mejorar los servicios de acogida que son la puerta de entrada a Cáritas… ¿qué avances se ha logrado en este campo?
Es verdad que nuestros servicios de acogida en las parroquias son la puerta de entrada a Cáritas. Es nuestra labor más propia y la realizamos en nombre de la comunidad cristiana, con los medios que ésta pone a nuestra disposición.
En estos últimos dos años, al servicio que presta cada equipo parroquial de Cáritas le hemos sumado el esfuerzo de un área nueva, el Área de Acogida y Atención Primaria, que está empezando a caminar con los medios modestos de nuestros servicios generales, pero con dedicación exclusiva. Aunque la Diócesis es grande y muy diversa, este acompañamiento a los equipos de Cáritas es muy necesario y confiamos en que poco a poco pueda servir de ayuda y potenciación de la difícil y meritoria labor parroquial. El equipo del área está volcado para lograrlo.
Con intención de ser más eficaces y coherentes, hemos mejorado el sistema de reparto de fondos. Anteriormente se asignaba una cantidad global a tanto alzado para toda la Diócesis, que se distribuía a demanda. En los últimos años este fondo global contempla una cuantía para cada arciprestazgo con cantidades que son el resultado de aplicar criterios previos de distribución: la contribución de cada parroquia, el número de familias atendidas, el nivel socio-económico de la zona, los recursos sociales existentes y la capacidad de gestión de los equipos. Esto es un esfuerzo de coherencia y justicia interna que me parece un avance, con independencia de lo pequeña o grande que sea el bien a repartir.
En un segundo momento, son ya los propios directores de los equipos parroquiales los que colegiadamente deciden dónde reforzar las ayudas asignadas al propio arciprestazgo, según las necesidades locales y las diferencias de medios entre unas parroquias y otras.
Creo que ha sido muy valioso también el Grupo de Trabajo que se ha creado para mejorar las acogidas, formado por agentes contratadas del nuevo Área y por voluntarios de toda la Diócesis. Han hecho un gran esfuerzo, a partir de un cuestionario previamente enviado a todas las parroquias y de cinco sesiones de debate y trabajo. Sus conclusiones y sus sugerencias para unificar criterios van a ser un importante reto de cara a los próximos años. Dados los escasos medios con que contamos, no es fácil, pero la conciencia de mejora de los equipos y el compromiso es muy alto. Hay fe y hay voluntad, buena voluntad, es lo que importa.

El voluntariado es la piedra angular de Cáritas ¿qué reflexión hace Cáritassobre su situación actual?
En mi opinión, las personas que servimos en Cáritas encajamos un tanto “forzadamente” en el concepto de voluntariado. Legalmente es preciso encuadrar nuestra colaboración en algún concepto y este es el previsto, o el más adecuado jurídicamente, pero en la realidad de nuestra autoconciencia somos sencillamente cristianos trasladando nuestro mensaje, que es un mensaje de felicidad, ciertamente a contracorriente de la idea que actualmente se ha impuesto de felicidad. Esto es algo que muy valientemente deja claro nuestro estatuto.
A partir de aquí se derivan cuestiones que en los próximos años habrá que desgranar, porque Cáritas es Iglesia y, como tal, está afectada por los signos de nuestro tiempo para lo bueno y para lo no tan bueno. ¿Y cuál es nuestro tiempo? Nuestro tiempo es un tiempo donde todo está interrelacionado y ya no hay valores de referencia homogéneos, sino distintos y en abierta contradicción. Es un tiempo de hombres y mujeres que crecientemente viven sus vidas de espaldas a Dios, que rebajan o relativizan las ideas de bien, de verdad, de lo que son derechos y obligaciones, limitando la ética común a un mínimo cada vez más mínimo. Este es nuestro tiempo, que además entiende que esto es progreso.
En medio de este contexto, los voluntarios de Cáritas defendemos un modelo de vida construido en diálogo con Dios, con nosotros mismos, con el Otro y con el mundo, no sobre valores en constante negociación, sino con valores muy sólidos, de máximos, sin aceptar que las personas se midan por su capacidad de competitividad, ni que su bien se reduzca al ámbito de lo material.
Tenemos retos importantes que afectan directamente al voluntariado, con los jóvenes por ejemplo, o con la formación, o con la comunicación, o con la participación en el diseño y la evaluación de los proyectos diocesanos. Pero esto convive también con grandes fortalezas del voluntariado de Cáritas, y son potencias enormes: somos la Iglesia diocesana misma, una comunidad de vida y de fe, no una asociación surgida anteayer por iniciativa de tres o cuatro, y tenemos la fuerza del mensaje de Jesús, que siempre tuvo misericordia con los enfermos, los pobres, las mujeres, los oprimidos, los ignorantes, los más débiles, los pecadores y los despreciados de su tiempo. Este arraigo intelectual, moral y espiritual es lo que cuenta de cara al futuro, porque es la esencia que nos mueve y no puede cambiar.

En programa de empleo de Cáritas lleva varios años ofreciendo resultados esperanzadores para aquellas personas que han participado de sus actividades ¿cuál es la clave de su éxito?
No sé si puede llamarse éxito, tendríamos que ponernos de acuerdo antes en el significado de esta palabra. Pero es un hecho que en estos últimos años nuestros programas de empleo ofrecen mejores resultados, tanto en el número de personas que consiguen empleo, como en las que retoman los estudios. La clave de este hecho esperanzador es haber renovado nuestra metodología y nuestra organización, y haber concentrado a la vez nuestros recursos. El fin sigue siendo el mismo, pero los medios empleados han cambiado, de ahí los mayores niveles de inserción laboral.

¿Cuáles son estos cambios? Hemos personalizado más los itinerarios, tanto en la orientación, como en la formación y en la intermediación laboral. El servicio diocesano se ha hecho más flexible a las circunstancias particulares de cada persona acompañada. La formación para el empleo se ha diversificado y el cuadro de formadores se ha ampliado: a los pretalleres que ya existían, se han ido sumado experiencias nuevas de formación en el puesto de trabajo, o de cursos dirigidos a la rama de hostelería, o a la de comercio, ofreciéndose también formación complementaria muy necesaria, como inglés, alemán, manipulación de alimentos, etc.
Por otra parte, en estos tres últimos años Cáritas Diocesana ha introducido perfiles laborales nuevos orientados a la necesaria interacción con las empresas y a la vez hemos hecho un mayor esfuerzo para apoyar la movilidad y el transporte, porque las deficiencias de las infraestructuras públicas en esta Diócesis son una auténtica barrera para las personas que participan en nuestros programas de empleo. Estamos en continua evaluación, interna y externa.
En definitiva, lograr mejores resultados de inserción laboral ha necesitado realizar cambios profundos en la organización de nuestra Cáritas, para centrar los recursos disponibles en este objetivo tan importante de promoción humana. Pero ni la renovación en los itinerarios, ni los cambios en la organización, habrían logrado mejorar el impacto real en la vida de las personas, si no hubieran contado con el compromiso del equipo de empleo, que ha hecho un gran esfuerzo y está haciendo un gran trabajo.

Cáritas lleva trabajando a favor de las personas sin hogar desde hace varias décadas. En el último año se ha realizado una reorganización de la acción que Cáritas lleva a cabo con estas personas ¿qué puedes contarnos de esta actividad?
Cáritas se desvía de su misión si no se enfoca a los más pobres, a los más excluidos. Personas con necesidad hay muchas, y en estos años de crisis hemos atendido una casuística muy variada de familias que nos pedían ayuda. Pero las personas que carecen de hogar y han perdido los lazos y la protección de sus familias son para Cáritas el rostro herido de la humanidad, la gran pobreza, una realidad dura y extremadamente compleja.
Una parte importante de nuestro compromiso es no dejar de cuestionarnos, de buscar la manera de servir mejor y promocionar la autonomía de las personas sin caer en paternalismos. Con este ánimo, en el año 2015 realizamos una evaluación de nuestro proyecto Luz y Sal, que en aquel momento se desarrollaba en la ciudad de Cádiz, como recurso local.
En aquel esfuerzo valiente de evaluación participaron agentes voluntarios y contratados, pero también personas sin hogar y responsables de los servicios municipales. El resultado fue una batería de propuestas de mejora que progresivamente van implantándose. Hoy el proyecto Luz y Sal es un recurso abierto a cualquier persona sin hogar derivada desde cualquier proyecto del Programa, que cuenta además ya con personal técnico especializado en todos sus dispositivos.
Luz y Sal es una puerta a la esperanza, una apuesta arriesgada y esforzada por la posibilidad de recuperación del ser humano, por su capacidad de renovación. Se ofrece a hombres y mujeres. Las personas que participan tienen cubiertas sus necesidades de manutención y alojamiento todos los días de la semana, gracias a un nuevo Convenio de colaboración con la Sociedad San Vicente de Paúl y al apoyo de la Diputación Provincial. Contamos con nuevas instalaciones para desarrollar el proyecto, el nuevo Centro Madre Teresa. En sus muchas actividades y en las relaciones que crean, el equipo que trabaja en este Centro consigue unir evangelio y profesionalidad. Llegar aquí ha sido un camino difícil, pero lleno de aprendizaje. Un motivo más para dar gracias a Dios y a toda la buena gente que lo hace posible.

Tenemos que tratar sobre la situación económica de Cáritas Diocesana ¿cuál es su estado actual?
Debo ser muy prudente en esta valoración. Estamos haciendo un gran esfuerzo para reconducir una situación económica negativa y esto nos obliga a un seguimiento continuo de nuestros recursos y compromisos.
En los años de crisis el impulso de solidaridad hizo que contáramos con un importante aporte de ingresos, que en atención a nuestra misión conllevó paralelamente un aumento de nuestra acción y el empleo de mayores medios. Sin embargo, en el entorno actual de postcrisis el volumen de ingresos decae y tiende a bajar, esto es algo generalizado que no sólo afecta a Cáritas, sino a todo el sector, lo que nos obliga a redoblar el cuidado por la sostenibilidad de nuestra obra social y a no perder de vista el compromiso primero de nuestra entidad
En este momento de dificultad es cuando más debe hacerse presente la corresponsabilidad de nuestra Iglesia particular de Cádiz con su Cáritas Diocesana, a través de los múltiples cauces establecidos, que por otra parte no son nuevos. Todo el bien que llega a las personas a través de los programas diocesanos de empleo, de personas sin hogar, de mayores o de infancia, necesita fondos.

¿Y quién, sino la comunidad cristiana de esta Diócesis, debe apoyar y sostener de manera principal la obra social de su Cáritas Diocesana? Esto no es una cuestión menor, ni meramente material. Hablamos de coherencia y de independencia para llevar a cabo nuestra misión, disponiendo de fondos propios para abordar los proyectos que hacen falta, aunque no sean los que las administraciones apoyan, o para abordarlos en la forma en que la Iglesia debe hacerlo.
Los católicos hemos de aceptar maduramente nuestra corresponsabilidad en el mantenimiento de la Iglesia, y dentro de ésta, la obra social de Cáritas debe ocupar el lugar preferente que corresponde al servicio a los más necesitados. La comunicación cristiana de bienes es el termómetro de la coherencia para cualquier comunidad cristiana, hablemos de familia, parroquias, congregaciones

Por último ¿qué retos se le presentan a Cáritas en los próximos años?
En mi opinión, algunos retos de Cáritas no difieren de los de la Iglesia en general. Otros, en cambio, son muy específicos de nuestra entidad.
Vivimos tiempos recios, donde nuestra fe y nuestra manera de pensar el mundo y el hombre cada vez recibe más presiones para silenciarse. Esto nos aboca a un reto de madurez en la fe que compartimos con toda la Iglesia, a una búsqueda de la verdad y a una ejemplaridad personal e institucional que el Papa Francisco no deja de recordarnos.
En el ámbito específico de lo social, Cáritas tiene ante sí retos peculiares. Algunos son clásicos, como el de no dejar nunca de buscar el equilibrio entre asistencia y promoción, o el de evitar el paternalismo, el sentimentalismo, el activismo…
Pero, junto a estos retos, veo otros, quizás más propios de este tiempo actual, como el de la autocensura ante ideologías dañinas para el bien común, como los nacionalismos excluyentes. Creo también que, como cualquier organización, Cáritas tiene que afrontar el reto de no caer en la tentación de centrarse en su propia supervivencia y el de valorar con absoluta libertad las periferias existenciales donde debe estar, para no llegar a convertirse en una entidad prestadora de servicios más, subordinada de la Administración. Es una lección que la historia reitera la de que, a veces, para crecer es preciso decrecer.
En cualquier caso, son retos apasionantes, a la altura de la fuerza que posee este hermoso proyecto que llamamos Cáritas.

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Cádiz y Ceuta Fri, 09 Nov 2018 15:01:56 +0000